Domingo 17.12.2017
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    "Tenemos una Armada desarmada que no está preparada para su rol"

    Un grande de la música nacional está en la provincia. Alejandro Lerner participó de un almuerzo íntimo en Hotel InterContinental junto a periodistas invitados, personal de Fundación Conín y quienes son los responsables de la actuación en el Angel Bustelo. Durante el encuentro habló de política, se refirió a Mauricio Macri y la dramática situación vivida esta semana en el país. Dedicó unas líneas a Mercedes Sosa. 

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    Durante la charla Alejandro se mostró muy distendido y contento de estar nuevamente en la provincia a beneficio de Conín. Su última presentación fue en Rivadavia hace dos años.

    Habló sobre su nuevo disco que realizó luego de 10 años e hizo mención al galardón local que esperaba, el premio Gardel. “Qué lindo que te premien por lo que hacés ahora, porque cuando lo hacen a la trayectoria es como que estás grande, pase el que sigue” dijo entre risas Alejandro Lerner.

    También agregó que como siempre el nuevo disco tiene las cosas que le tocaron vivir, que fu una década fuerte y que compartió en la música cosas tristes o maravillosas. “Una etapa en la que fui independiente, soy de esos animales que no se reproducen en cautiverio; en esta etapa tuve mi primera hija que se llama Luna”, dijo el compositor.

    Durante el destacado y delicioso almuerzo en el Restaurante Olivas del Hotel InterContinental Mendoza, Lerner dejó importantes frases que compartimos:

    “Yo le cantaba a Luna, cuando estaba en la panza de mi esposa, luego risas y corridas de mi hija están en el disco”.

    “En un café del centro de Buenos Aires comenzé a escribir textos que luego le puse música, la canción la denominé Carta por la dignidad del hombre, y un poquito la inspiración vino por el extrañamiento que yo tenía con la Negra Mercedes Sosa”.

    “Un disco es un poco un diario público, que es íntimo, pero a la vez compartido en distintos estados de ánimo que he pasado”.

    “Cuando partió mi madre, eso generó un cambio de identidad muy profunda, soy el papá de alguien, pero ya no tengo papá, había partido mi padre cuando yo tenía 21 años y mi madre recientemente”.

     “Gran parte de mi identidad es ser papá, no compositor ni músico”

    “Los que trabajan en Fundación Conín son esos héroes que la sociedad argentina no termina de reconocer”.

    “Yo valoro mucho a la gente que se reconoce en vida, porque por ejemplo a Favaloro lo empezamos a valorar cuando se había ido”.

    “Mi visión del país siempre es con esperanza, optimismo, tengo una frase que es estoy contento porque sí; trato siempre de ser feliz. La Argentina es un país que ha sido adolescente más tiempo que lo que le corresponde, un país que le cuesta llegar a la adultez como sociedad y como cultura, debemos tener males arraigados con nuestra identidad que no nos permiten sentir una unidad“.

    “Estamos en el mismo barco, pero hay gente que es capaz de hacerle un agujero, porque el capitán es contrario, pero no se dan cuenta que en ese barco vamos todos”.

    “Yo creo en las personas y no tanto en la política como género. Creo que debe haber habido gente capaz y patriota en todos los gobiernos y traidores o corruptos siempre”.

    “El presidente dijo algo bastante sensato, que antes de buscar a los responsables sigamos trabajando para recuperar a los tripulantes, la nave que sea lo que Dios quiera, todavía no han bajado los brazos pensando en los seres humanos, creo que es una actitud de prudencia y sensatez para no utilizar esto políticamente de un lado ni del otro y resaltar la ayuda de la comunidad internacional con lo que nos están brindando, como ejemplo de humanidad”

    “Lamentablemente la humanidad genera conciencia a través de el dolor. La gente más inteligente genera conciencia a través de la previsión; pero tenemos una Armada desarmada que no está preparada para su rol, para defendernos”

    “Hay mucha gente trabajando en los buques, en los aviones, en los submarinos, pero evidentemente nosotros venimos con una herida que se provocó con el enfrentamiento de las Fuerzas Armadas y nosotros la sociedad, que dio como resultado un descreimiento y un aislamiento”