Jueves 18.01.2018
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    100 años del primer Tango Canción

    El 9 de abril de 1917 Carlos Gardel interpretaba "Mi noche triste" el primer Tango con letra, escrito por Pascual Contursi, quien segun Enrique Santos Dicepolo "llevo el tango de los pies a los labios".

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    Reliquia Histórica, grabación original de 1917

     

    Texto de Alejandro Molinari:
    Académco Titular de la Academia Nacional del Tango.

    Casi todos los historiadores del tango coinciden que hay un antes y un después a partir de que Carlos Gardel irrumpiera en el género grabando el 9 de abril de 1917 Mi noche triste, tango que sobre la música de Lita de Samuel Castriota, Pascual Contursi versificó en 1915 y lo estrenó en ese mismo año en el cabaret montevideano Moulin Rouge. A su vez Gardel lo había cantado poco tiempo antes de su grabación en el Teatro Esmeralda.
    Sin dudas esta conjunción entre ambos artistas, poeta e intérprete, significó uno de los pocos hitos verificables en la historia del tango. Nace así un subgénero, el tango-canción, que lleva el tango de los pies a los labios.
    Pascual Contursi recoge la herencia de los payadores y le pone letra a melodías existentes, es un payador urbano, pero a diferencia de otros como Betinoti, Gabino Ezeiza o los de Nava, utiliza el tango. En esto podríamos emparentarlo con don Ángel Villoldo que escribía y cantaba sus propios tangos. Así versificó tangos de Samuel Castriota, de Augusto Gentile, de Arolas, de Juan Carlos Cobián, de José Martínez. Pero, entonces, ¿cuál es la diferencia, lo que lo hace distinto, novedoso? Es la idea general, la concepción que provoca que el tango que tiene ya en esa época un enorme prestigio como danza, como música, también muestre una nueva faceta que se parangona, que está en un mismo nivel que las otras dos: el canto. Es decir, con Pascual Contursi aparece la tercera pata artística del tango.
    Y en la fundación de este subgénero, el tango-canción, Pascual Contursi utiliza una técnica muy especial, que le permite ir resolviendo los problemas que plantea una música compleja como el tango, ¡lo canta!, y en ese ida y vuelta va desarrollando su idea, va encontrando los modismos, los acentos, los puntos, las comas, es decir va creando artesanalmente lo que sus continuadores: Celedonio, Manzi, Discépolo, Cátulo, Homero Expósito, desarrollarán hasta la exquisitez, la Cancionística del Tango.
    Sin dudas, el tango-canción nace de la mano de Pascual Contursi y Carlos Gardel. Pero esta afirmación no solamente no degrada el rol de Contursi, sino que lo enaltece. Gardel, cantor criollo, recién se acerca al tango gracias a la obra de Contursi y no porque no hubiera tangos con letras, sino porque no había encontrado el que lo apasionara, el que le permitiera expresarse con todo fervor. Tan importante consideró Gardel a Mi noche triste, más allá de su aporte fundacional, que vuelve a grabarlo, en la plenitud de su carrera, 13 años después, el 24 de abril de 1930. Pero además, Gardel se va acercando lenta y prudentemente al tango, gracias al aporte de Contursi; al año siguiente graba Flor de fango, en 1919 De vuelta al bulín y en 1920 de seis tangos que graba, la mitad (Ivette, Qué querés con esa cara y Pobre paica) son de Pascual Contursi.
    En este año donde se cumple el centenario de la aparición del tango-canción es una obligación para nosotros recordar la enorme trascendencia de este hito para toda la cultura nacional.

    Para mas información a 100 años de este evento visita la pagina : http://www.fundacioncontursi.com.ar/