Miércoles 17.01.2018
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    ADOLESCENTES TRABAJAN SOBRE NUEVOS HÁBITOS DE RECICLADO

    Estudiantes del Departamento de Aplicación Docente, DAD, promueven la separación de residuos sólidos y su reciclado, en la institución educativa. Lo hacen a través de la convocatoria de Articulación Social para colegios de la UNCuyo.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    Chicos de los colegios universitarios trabajan proyectos con los que recuperan materiales reciclables y residuos electrónicos que entregan a la Cooperativa de Recuperadores de Mendoza y a Reciclarg. 

    La iniciativa forma parte del financiamiento que el Área de Articulación Social otorga a los colegios de la Universidad. El proyecto comenzó a desarrollarse hace algunos años, con la conformación de una brigada verde, integrada por estudiantes voluntarios de 1º a 5º año. La idea es cambiar los hábitos de la comunidad educativa a través de la concientización y separación en origen.  Recolectan, por mes, alrededor de 170 kilos de residuos entre papel, cartón y PET. 

    “Actualmente, estamos promoviendo la reducción del consumo. Este año hemos entregado a COREME más de 2 toneladas de residuos celulósicos, alrededor de 70 kilos de pilas y baterías a la Municipalidad de Ciudad y se han recolectado 600 kilos de residuos eléctrico y electrónico a Reciclarg. Más allá de la cantidad, lo que importa es la modificación en los hábitos de las personas de la comunidad educativa”, explicó Nora Besso, docente del DAD.

    La brigada verde participó de numerosas actividades que promueven la sustentabilidad. Entre otras, recorrió la planta de COREME, articuló acciones con los promotores ambientales del Programa UNCuyo Separa y asistió a diversas actividades organizadas por la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza. 

    Las experiencias ayudaron a que los chicos tengan una mirada crítica de las políticas de sustentabilidad. “El Estado, dentro de sus preocupaciones debe tener como prioritario el ambiente. Si bien arman puntos verdes, no hay campaña de concientización para que la gente sepa cómo aportar su granito de arena”, afirmó Agustina. En tanto que Sofía destacó: “A eso hay que sumarle que los puntos verdes que hay, no están bien identificados, entonces la gente no sabe bien dónde colocar los residuos”. “Es necesario generar una motivación para la separación de residuos en origen”, concluyó Oriana; todas integrantes de la Brigada Verde.

    Las acciones hacia otra forma de consumir permitieron que la brigada verde fabricara un biodigestor para la producción de biogás, un biocombustible que puede obtenerse a partir de la descomposición de los residuos sólidos orgánicos. 

    El biogás tiene características similares al gas natural y puede ser utilizado como una fuente renovable de energía. Está compuesto, principalmente, por metano y dióxido de carbono, y cumple una importante función medioambiental ya que se obtiene a partir del tratamiento de residuos orgánicos de origen animal, vegetal, agroindustrial, forestal y acuático. Como otros combustibles, el biogás puede utilizarse para la generación de electricidad o calor y como carburante en vehículos adaptados.

    Más sobre el Proyecto

    Se presentó en el concurso Emprende U y ganó con una propuesta de elaboración de reciple, una vajilla sustentable, producida con cartón de maples de huevo “Armamos unas vasos y platos que luego impermeabilizamos y tienen una durabilidad de 12 meses, se pueden lavar y secar al igual que vajilla de otros materiales. De esta manera realizamos un doble reciclado, porque los maples se hacen a partir de cartón y papel reciclado que nosotros volvemos a reciclar”, explicó Camila.

    El proyecto, es uno de los seleccionados en la Segunda Convocatoria a colegios de la UNCuyo que se desarrolló este año y que busca promover el compromiso social de los estudiantes del nivel medio.

    Para más información, comunicarse al teléfono 4135000, interno 3015, o al correo-e: inclusion@uncuyo.edu.ar