Viernes 20.07.2018
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Dólar intervenido: inflación mata flotación

    Este es un informe especial de la Consultora Ecolatina. El economista Lorenzo Sigaut Gravina plantea los desafíos y proyecciones del dólar y lo que se viene para el 2018.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    ¿Qué pasó?

    Tras casi siete meses sin participación directa en el mercado cambiario, tanto el lunes como hoy el Banco Central vendió divisas para frenar la dinámica alcista del Dólar. Pese a que los montos involucrados no fueron significativos, la intervención es una señal clara hacia el mercado.

    La decisión respondería a calmar las presiones alcistas sobre los precios: la economía está atravesando un brote inflacionario; y en el último comunicado de política monetaria el BCRA explicitó por primera vez el impacto de la depreciación del Peso sobre los precios. La intervención cambiaria implicó pasar de las palabras a la acción. Un hecho no menor.

     ¿Qué significa?

    El BCRA le marcó la cancha al Dólar. Ya lo venía haciendo, pero de manera más indirecta a través de intervenciones puntuales de la banca pública. El hecho de que esta vez haya sido el propio Banco Central (dos veces en tres días) el que le puso el techo al dólar, le da la señal al mercado de que no está dispuesto a dejar que el tipo de cambio flote de manera libre en un contexto de aceleración en el alza de precios y suba de las expectativas de inflación en pleno proceso de negociaciones paritarias.



     ¿Cambia esto nuestras proyecciones del Dólar?

    No, las ratifica. Nuestras proyecciones ya incorporaban un tipo de cambio en torno a los niveles actuales hasta mediados del año. La intervención no hace más que respaldar esta postura. Por el contrario, sí esperamos que se aplaquen las proyecciones cambiarias para buena parte del mercado (Dólar Futuro ROFEX incluido), que ante la reciente volatilidad cambiaria reaccionó con un ajuste al alza en las estimaciones.

    Más aún, el alza en el precio de la soja y el maíz producto de la sequía, combinado con la intervención del BCRA a un tipo de cambio que tocó niveles récord, inducen la venta de stocks de la cosecha retenida y la liquidación de divisas, lo cual implica más exportaciones y oferta de agro-dólares en el muy corto plazo. Mirando más lejos, si se confirma en junio el up-grade de Argentina de “Mercado de Frontera” a “Emergente” por parte de MSCI (hecho que caracterizamos como probable, pero no seguro), estaríamos ante otro hito que reforzaría el techo al Dólar.