Martes 22.05.2018
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    El CEM cree necesario trabajar en reducir el peso del gasto público

    Este informe del Consejo Empresario Mendocino analiza la situación de las cuentas públicas provinciales entre los años 2008 y 2017, dando cuenta de su deterioro durante el período considerado, cuando se lo analiza desde una perspectiva estructural y plurianual.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    Entre los aspectos salientes del período analizado se destaca la reducción, hasta su extinción, del ahorro corriente. Esto restringió la capacidad del gobierno provincial para realizar erogaciones de capital (obra pública) significativas. El ahorro corriente se disipó - luego de alcanzar el 18,8% de los recursos corrientes en 2005 – y desde el año 2011 registra números negativos, con la sola excepción del año 2014. Cabe mencionar que en los dos últimos ejercicios se destaca una notable reducción del déficit corriente, que alcanzó los $ 1.083 millones en 2016 y $ 144 millones en 2017, luego de los $ 2.476 millones en 2015.  El deterioro paulatino del ahorro corriente es resultado de muchos años en los cuales el gasto corriente creció a tasas más elevadas que los recursos corrientes. En ese contexto, la obra púbica no pudo destacarse, dependiendo casi exclusivamente de la capacidad de endeudarse, y siendo generalmente la variable de ajuste de la ejecución presupuestaria.  Así, luego de alcanzar en el 2011 un pico del 10,1% de los ingresos corrientes, la obra pública cayó al 2,7% en 2016, para recuperarse levemente hasta alcanzar el 3,6% de los ingresos corrientes en el 2017.

    Otro aspecto característico fue el aumento del peso del gasto público provincial en relación a la economía local. Mientras el gasto público provincial representaba el 14,6% del PBG de Mendoza en 2008 (y 12,4% en 2005), ese porcentaje llegó al 24% en 2015, para estabilizarse en esos niveles en 2017, luego de una tenue disminución en 2016. Así, en diez años el peso relativo del sector público en relación a la economía de Mendoza aumentó un 65%, sin una contrapartida palpable, de similar proporción, en mejores servicios. De la mano del mayor peso del gasto público en la economía, y dada la necesidad de financiarlo, la presión tributaria provincial se duplicó, desde el 3,8% en 2008 al 7,5% del PBG en 2017, impulsada por aumentos significativos, un lustro atrás, de las alícuotas del impuesto a los ingresos brutos.  

    Cabe destacar, sin embargo, la reducción en la incidencia de la partida de personal en el total de gastos corrientes, con un 56% en el 2017, luego de alcanzar un máximo de 61% en 2015. En el caso de intereses y gastos de la deuda aumentan su participación hasta el 6% en 2016 y 2017, por encima del promedio en el decenio analizado.

    Los déficits corrientes y operativos generados a lo largo de estos años, y la necesidad de hacer frente a los compromisos generados por ellos, impulsaron el aumento de la deuda provincial. Así, en los dos últimos años, la deuda pública provincial creció desde $ 14.590 millones en diciembre de 2015, hasta $33.067 a fines de 2017 (la inflación fue 72% en el mismo período). Asimismo, la deuda aumentó un 57% medida en dólares. Con ello, los ratios de servicios de la deuda han alcanzado niveles cercanos a los umbrales establecidos por la Ley de Responsabilidad Fiscal, imponiendo un límite al endeudamiento futuro.

    Aunque en 2017 prácticamente se alcanzó el equilibrio corriente, se está logrando con un nivel de gasto público y presión tributaria muy elevados. Esto sin considerar que mantener el equilibrio corriente sólo permitirá afrontar erogaciones de capital con endeudamiento adicional. Es importante que el ahorro corriente pueda consolidarse en valores positivos significativos que permitan aumentar la proporción de las erogaciones de capital financiadas con ahorro corriente, tal como se hiciera, por ejemplo, entre 2008 y 2010, para disminuir la dependencia del endeudamiento. Adicionalmente, creemos necesario trabajar en reducir paulatinamente el peso del gasto público en la economía provincial, buscando hacerlo más eficiente y, con ello, contribuir a morigerar la carga fiscal que se duplicó en los últimos 10 años.

    ver informe completo: 

    https://drive.google.com/file/d/1bZvQV6JqVLXoEcT0lCnUEoYL4jEWo3IC/view