Miércoles 15.08.2018
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Consejos para transitar de estudiante al mundo laboral

    Si bien el estudio y la formación académica resultan fundamentales para poder desarrollarte en el mundo profesional -y es recomendable seguir estudiando, también es importante que desde tus tiempos escolares comiences a vivir experiencias en el mundo laboral. Fuente www.merca20.com  

     
    Foto www.merca20.com
    COMPARTÍ ESTA NOTA

    Con base en los planteamientos del profesional del marketing y la creatividad, Mario Balcazar, enumeramos a continuación cinco consejos que te ayudarán comprender la importancia de dar ese salto de estudiante a profesional.

    1. Sé un profesional antes de graduarte
    Desarróllate desde tu tiempos de estudiante como un profesionista y también sé un profesional, el  primer concepto significa que realices actividades remunerables desde que estás en la escuela -aún cuando la paga sea poca o hasta nula, la cosa es adquirir experiencia que te avale después de concluir tu carrera-

    Lo segundo se refiere a los principios éticos, al compromiso y a los estándares de calidad que debes aplicar en cada actividad que realices. No hagas las cosas “de panzazo”, busca siempre la excelencia en lo que hagas.



    2. Que tu portafolio sea flexible y tu currículum también 
    Debes ser capaz de adaptarte a las necesidades de empleadores, agencias de marketing, estudios creativos y demás espacios en donde tu trabajo puede ser solicitado. En este punto tal vez lo mejor sea que el formato sea sencillo para que a partir de ahí puedas adaptarlo a diferentes necesidades.

    No te olvides de tener presencia en espacios como Behance o LinkedIn, así como tener disponibles tu CV y portafolio en formatos PDF y.doc… el formato físico también debe estar presente. No está de más recordarte que la ortografía y orden visuales son fundamentales en este tipo de documentos que juegan el papel de carta de presentación.

    3. Cuida lo que publicas en tus redes sociales
    Los reclutadores y empleadores suelen buscar información tuya a través de las redes sociales y en ocasiones logran indagar en ellas aún cuando tus perfiles sean privados. Es mejor que guardes cierto decoro en las publicaciones que hagas, en las fotografías que postees y en las actividades que realices. Tampoco se trata de que mientas… sólo mesúrate.

    4. Aprende bien sobre lo que vas a recibir como remuneración
    Toma en cuenta las obligaciones tributarias del lugar donde vives y donde piensas trabajar, así te evitarás sorpresas desagradables. El dinero que percibas genera impuestos y tendrás que pagarlos o serán descontados desde antes que tú recibas tu salario.



    infórmate si serás contratado por nómina o por  honorarios y entérate del tipo de  deducciones que tiene tu sueldo de acuerdo  con aspectos como seguridad social, impuestos sobre la renta ISR, etcétera. También debes enterarte si tienes que emitir facturas.

    5. Acumula experiencia antes de salir
    Realiza prácticas profesionales, busca un servicio social o comunitario que garantice experiencias profesionales verdaderas, sé becario, acércate con los profesores que ejercen su profesión de manera notable y pídeles consejos, desarrolla equipos de trabajos con los compañeros que son emprendedores o ya se desempeñan en el mundo profesional real… con ello estarás en ventaja desde antes de salir de la escuela.