Miércoles 15.08.2018
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Piden a los vecinos evitar la poda clandestina

    La Municipalidad de Guaymallén ejecuta su tarea de poda o desrame invernal y advierte acerca de los problemas que trae realizar estos trabajos de forma particular

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    Desde mayo y hasta agosto inclusive, Guaymallén lleva adelante uno de los trabajos anuales de mayor envergadura: el desrame invernal encuadrado en el Operativo Poda 2018. Mientras realiza esta tarea, la comuna solicita a los vecinos evitar la poda clandestina, realizada en forma particular; la práctica está prohibida por normativas vigentes específicas provinciales y municipales.

    A medida que el Operativo Poda 2018 avanza de acuerdo a un cronograma previsto, el municipio se encuentra con la problemática de la poda clandestina. “El problema es que hay personas que realizan podas clandestinas, con medios y herramientas muy elementales. Tal vez no lo hacen con mala voluntad, pero lo que generalmente sucede es que terminan mutilando ejemplares”, describió Federico Perinetti, director de Espacios Verdes.

    La consecuencia de esta práctica resulta muy nociva para el arbolado público. “Puede existir la mejor de las voluntades, pero cuando no se cuenta con un criterio y conocimiento, el trabajo le reduce la vida al forestal. Entonces, lo que parece un beneficio a corto plazo, en realidad disminuye el estado sanitario del árbol”, explicó el funcionario, al tiempo que recordó: “Existen leyes provinciales y ordenanzas municipales que prohíben la poda clandestina y prevén multas”.



    Acudir siempre al municipio

    Para evitar llevar adelante prácticas que están reguladas y que son pasibles de multas, los vecinos deben recurrir al municipio en todos los casos. La primera instancia es ingresar el reclamo a través del Servicio de Atención y Mejora Continua al 4498181. Cuando el reclamo se encuentra dentro de las zonas previstas por el Operativo Poda 2018, se le informa que el pedido será atendido durante el período actual. Cuando se trata de un reclamo fuera de la zona establecida, la atención se dará durante los últimos 15 días de la campaña actual, es decir, del 15 al 30 de agosto. Finalmente, si hubiera un árbol o una rama con peligro de caer, la atención que se le da es prioritaria.

    Por otro lado, Perinetti explicó que las solicitudes de erradicación tienen un tratamiento especial. “Estos pedidos se realizan por escrito, para conformar un expediente. Hay inspecciones y, de ser necesario, se da intervención a la Dirección de Recursos Naturales Renovables. Las únicas erradicaciones que practica el municipio sin previa intervención de la Dirección de Recursos Naturales Renovables son aquellas que implican un riesgo inminente”, señaló.

    La poda o desrame

    Hasta el 30 de agosto, Guaymallén realizará el desrame invernal con cuadrillas y recursos íntegramente municipales. El objetivo es alcanzar los 50.000 ejemplares intervenidos, unos 10.000 más que en la temporada 2017, sobre un total de 200.000 que, se estima, hay en la zona urbana y periurbana  el departamento. Este incremento está fundamentado en la incorporación de maquinaria, herramientas y camiones con hidroelevadores que facilitan la tarea. “Un buen plan de desrame busca que la intervención suceda con una frecuencia promedio de 4 años. No sirve hacerlo más seguido, porque el árbol necesita reponerse y no se puede espaciar más porque se pierde la forma”, explicó Perinetti.

    El trabajo que realiza el municipio busca ayudar a que el árbol crezca con una forma adecuada. “Cuando son adultos, los desrames buscan a ayudarlo a tener mejor expresión vegetativa, conseguir una forma que le permita convivir adecuadamente con su medio”, dijo el funcionario.

    En este punto es importante destacar que el municipio planifica la tarea por sectores o barrios. Al trabajo del corte de ramas, le sigue el de "chipeado" de las mismas, a fin de facilitar su transporte y disposición final. El chipeado consiste en el trozado mecánico de los restos de poda, realizado con tres máquinas chipeadoras, recientemente adquiridas por la comuna.

    Plantar y destoconar

    El trabajo que realiza la Dirección de Espacios Verdes no implica exclusivamente erradicar y podar. La plantación y replantación de forestales es una tarea que se extiende a lo largo de todo el año. Así, en 2017, se alcanzaron a plantar unos 6.000 árboles, mientras que para este año se espera plantar unos 7.000. “La plantación consiste en colocar un árbol donde antes no lo había, mientras que replantar es recuperar el espacio forestal; es decir, donde antes hubo un ejemplar y fue retirado por alguna circunstancia, se coloca uno nuevo.

    Pero para para recuperar el sitio forestal, es indispensable retirar el tocón, que es el tronco y la raíz del ejemplar retirado. “Desde el 2017 y durante todo el 2018, Guaymallén lleva adelante un plan de destoconado único en la provincia, por su modalidad y por su envergadura. Se han destoconado 7.800 unidades durante el año 2017, y se prevé completar otras 6.000 unidades durante el 2018. Así, realizaremos unos 6.000 replantes y otras 1.000 plantaciones serán destinadas a plazas, parques y espacios verdes”, cerró Perinetti.



    Para tener en cuenta

    ·         Para realizar reclamos, denunciar poda clandestina o solicitar intervención para un árbol, los vecinos deben comunicarse al Servicio de Atención y Mejora Continua: 4498181, de lunes a viernes de 7 a 21 y sábados de 8 a 13.

    EN NÚMEROS

    ·        50.000 son los ejemplares que serán intervenidos en el marco del Operativo Poda 2018.

    ·        200.000 son los forestales que se estima que hay en la zona urbana y periurbana departamental.

    ·        4 es la cantidad de años de promedio que deben pasar entre una intervención y otra para cada ejemplar.

    ·        7.000 es la cantidad de plantaciones que se propone realizar Guaymallén este año

    ·        7800 fueron los sitios forestales destoconados por árboles retirados por diferentes circunstancias.

    ·        6.000 es la cantidad de sitios forestales recuperados.

    ·        1.000 árboles nuevos serán destinados a plazas, parques y espacios verdes