Martes 18.09.2018
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Zonas de montaña: recomendaciones para conducir con mal tiempo

    Tras los aludes que produjeron el corte de tránsito internacional en la ruta 7 o el que causó inconvenientes en Malargüe, es fundamental que los automovilistas extremen la precaución para trasladarse por caminos de montaña.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    Desde la Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial, dependiente de la Secretaría de Servicios Públicos de Mendoza, recomiendan antes de emprender un viaje chequear la información disponible sobre las situación climatológica en la montaña y el estado de las rutas.

    Algunos de los organismos oficiales que actualizan estos datos son www.defensacivil.mendoza.gov.ar y en Twitter se puede ver la cuenta oficial del Paso Cristo Redentor (@PasoCRMza) y la de Pasos Fronterizos (@UPFronterizos).

    Asimismo, es importante destacar algunos puntos fundamentales para tener en cuenta en estos días que perdura el mal tiempo.

    Con lluvia, nieve o hielo

    – Aumentar las distancia de seguridad con otros vehículos y reducir la velocidad.

    – Evitar giros, aceleraciones y frenadas bruscas.

    – En lo posible, utilizar el freno motor y caja para frenar, siempre con las ruedas rectas, y sin exceso.

    – No acelerar ni frenar en las curvas.

    – Recordar que en estas situaciones es necesario prestar más atención al camino, debido a que la baja adherencia es un factor determinante para evitar  accidentes.

    – En caso de nieve o hielo, es fundamental circular con cadenas en los neumáticos.

    Con niebla

    – Circular con las luces bajas, de posición. En el caso de contar con luces antiniebla, recordar encenderlas.

    – Disminuir la velocidad gradualmente y aumentar la distancia con los demás vehículos.

    – No encender las luces altas, dado que provocan deslumbramiento y un acortamiento del campo visual.

    – Evitar adelantamientos y sobrepasos a otros vehículos.

    – Si la niebla es muy espesa, abandonar la calzada y detenerse en un lugar seguro hasta que las condiciones climáticas mejoren.

    – No estacionar ni parar sobre la banquina o la calzada.

    Siempre en la montaña

    – Otorgar prioridad al conductor que circula en dirección ascendente y, antes descensos pronunciados, siempre es preferible utilizar un cambio bajo (primera o segunda) si la situación lo requiere (caso de la zona de caracoles).

    – Si hay que detenerse por un caso de fuerza mayor, hacerlo lo más lejos de la banquina. No pararse en curvas o lugares con escasa visibilidad o que interrumpan la circulación.

    – Si el vehículo está estacionado en pendiente, dejarlo con el cambio colocado, el freno de mano levantado y calzado con piedras en las ruedas traseras.