Viernes 21.09.2018
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    La Orquesta Filarmónica de Mendoza dio inicio a la temporada 2018

    A sala llena, la velada tuvo lugar en el Teatro Independencia. La dirección estuvo a cargo del maestro Federico Sardella y contó con la participación del pianista Roberto Urbay.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    La Orquesta Filarmónica de Mendoza realizó el primer concierto de la temporada 2018, el pasado viernes 13. En esta ocasión, contó con la batuta del director invitado Federico Sardella y, como solista invitado, Roberto Urbay, en piano. El concierto de apertura se realizó en el marco del 70° aniversario de la Cámara Argentina de la Construcción, institución que donó 60 atriles para la Orquesta.

    El espectáculo estuvo dividido en tres partes, incluyó obras de Atilio Stampone, Ástor Piazzolla, Gioachino Rossini, Franz Liszt y Richard Strauss.

    El director invitado de la velada, Federico Sardella egresó de las carreras de Dirección Orquestal y Dirección Coral de la Universidad Católica Argentina, donde fue becado por sus calificaciones.



    En 2008, compartió el primer puesto en el Concurso para Jóvenes Directores, organizado por la Orquesta Estable del Teatro Colón. Estudió en la Scuola dell’Opera Italiana, academia del célebre Teatro Comunale de Bologna en Italia.

    Entre 2009 y 2010, se perfeccionó en el repertorio operístico italiano y participó en masterclasscon reconocidos maestros, entre ellos Riccardo Muti. En Italia dirigió orquestas como las de los teatros Pavarotti de Modena, Comunale de Ferrara, Comunale de Bologna y Ariosto de Reggio Emilia.

    Fue invitado al Festival Amazonas Opera de Brasil, donde dirigió la ópera Suor Angélica, de Puccini. El Teatro Amazonas de Manaos lo contrató como asistente de la orquesta Amazonas Filarmónica y director titular de la Orquesta Experimental. En la siguiente edición del Festival Amazonas Opera dirigió I Puritani, de Bellini, en su estreno brasileño de la versión integral.

    En 2010, una beca del Mozarteum le posibilitó perfeccionarse en Berlín, en el repertorio operístico alemán con Stefan Anton Reck, quien lo aceptó como asistente y lo invitó a participar de Tannhäuser, de Wagner; Salomé, de Strauss, y El holandés errante, de Wagner.

    Desde su regreso a la Argentina, en 2013, ha dirigido la Orquesta Sinfónica Nacional, la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, Orquesta Nacional de Música Argentina “Juan de Dios Filiberto”, Orquesta Estable del Teatro Argentino de La Plata, y las Orquestas Provinciales de Córdoba, Santa Fe, Neuquén, Tucumán, Corrientes y Buenos Aires.

    De 2015 a 2017, fue director titular de la Orquesta Sinfónica Provincial de Bahía Blanca y director musical de la Orquesta Juvenil de la Escuela Media 6 de Barracas, dentro del Programa Nacional de Coros y Orquestas Juveniles para el Bicentenario. Desde 2018 es el director principal de la Banda Sinfónica Nacional de Ciegos.



    Por su parte, Roberto Urbay, quien fue ovacionado por el público mendocino, es un reconocido pianista alcanzó el título de Master of Fine Arts, especializado en pianista concertista, profesor de piano y konzertmeister en el Conservatorio Chaikovski de Moscú, una de las más altas casas de estudio musical a nivel mundial.

    Entre sus maestros estuvieron Margot Rojas, Alexander Lambert, Silvio Rodríguez Cárdenas, Evgeny Mogilevsky, Harold Gramatges y Juan Piñera.

    En 1973, fue ganador del Premio Uneac (Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba) y en 1977 del Premio Especial en Música de Cámara, en la Tribuna de Jóvenes Intérpretes del Festival lnterpodium de Bratislava.

    Su arte interpretativo ha sido valorado en Bélgica, Rusia, República Checa, Eslovaquia, Italia, España, Albania, Alemania, Hungría, Kazajstán, Corea, Japón, Estados Unidos de Norteamérica, Colombia, República Dominicana, Chile, Bolivia, Argentina y Cuba.