Lunes 22.10.2018
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Empresas que reinventan el mundo del vino para llegar a los millennials

    Venta de vino a granel online, una bodega de Murcia muy activa en redes y una agencia de publicidad especializada en bodegas.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    os millennials se han convertido en el objetivo de muchas bodegas, aunque a menudo sin tener una estrategia clara de cómo hacerlo. Según el Observatorio del Mercado del Vino (OEMV) sólo un 15% de los jóvenes de entre 18 y 35 años consume vino con frecuencia. Aquí recogemos tres ejemplos muy llamativos de empresas que sí saben bien cómo acercarse a este nuevo segmento de consumidores: una bodega de vino a granel online, una bodega de Murcia que conecta con los más jóvenes a través de las redes sociales y una agencia de publicidad especializada en bodegas.

    Winery On: un vino de Yecla con muy buena comunicación

    El fundador de Winery On, Pablo Cortés, es enólogo. Sabe de vinos y sabía que lo primero era tener un buen producto. Más, teniendo en cuenta que se trata de un vino con denominación de origen muy particular. Un vino de Murcia. Por si esto no lo hiciera suficientemente diferente Cortés decidió alejarse de la seriedad habitual de las bodegas de marqueses y etiquetas blancas con castillos y puso a sus vinos nombres tan sugerentes como Demuerte, El chico malo o La más bonita. “Estamos buscando gente desde 25 a 55 más o menos, que busca nuevas experiencias. Y estamos entrando también por canales diferentes. Solo trabajamos online: redes sociales, blogs, clubes de vinos... Y luego hacemos acciones off line pero de recuerdo. Patrocinamos eventos de música o hacemos algunas catas en restaurantes actuales. Estamos buscando un público que está empezando ahora a consumir y es realmente el público que ahora sale y se gasta dinero. Gente diferente que está buscando nuevas experiencias en torno al vino. Y nos está funcionando muy bien. Estamos llegando a un mercado que antes no se llegaba”, explica su fundador. Y añade: “Es gente que está buscando nuevas experiencias y nuestros vinos, al final, desde que se toma la decisión de compra hasta que lo bebes siempre hay un tema de conversación en torno a la botella, en torno a la etiqueta, en torno al nombre… Se genera así una experiencia que va más allá de tomar el vino y ya está”.

    El nombre, el diseño de la botella y de la etiqueta y estar constantemente haciendo acciones de marketing de contenidos para estar en la mente de este consumidor. “Les damos información original para que vean que es útil seguirnos. También hacemos acciones puntuales, como comunicarles que vamos a estar presentes en tal concierto, o que vamos a hacer una cata en tal restaurante o que por el día de la madre damos un descuento del 25% en las botellas de La más bonita a quienes sean socios de nuestro club de vinos. Hay que estar ahí constantemente y ver el feedback que la gente te va dando”. 

    Bodegueo: la bodega de toda la vida en versión online

    En esta bodega de Barcelona se ha conservado la esencia de un negocio de barrio creado en el siglo XVIII y que ahora la tercera generación de la familia ha digitalizado para acercarla a todo tipo de públicos. Desde su web se pueden comprar vinos, cavas, champanes, licores, refrescos, comidas para aperitivos y vermús y vino a granel. Bodegueo se compromete a acercártelo a casa en menos de 2 horas para los residentes en la ciudad Condal y en 2 o 3 días para el resto de España.

    Burman: marketing para bodegas

    Su fundador, Juan Antonio Ramírez, vio claramente cuál es el talón de Aquiles de la mayoría de las marcas de vino: se obsesionan con la calidad pero luego se olvidan de comunicar bien con el público. Y eso es lo que él propone a las bodegas. Eso, y una forma de comunicación cercana a los más jóvenes cuando se trata de llegar a ellos. En definitiva, llegar a ellos a través de la innovación, la digitalización y la creación de experiencias.

    Como fuente de inspiración resulta bastante sencillo analizar cómo lo hacen otras bebidas que han conseguido llegar al segmento de consumidores más jóvenes. La ginebra, por ejemplo. O la cerveza, tan presente en todos los eventos donde se concentran las nuevas generaciones. En torno al vino y los jóvenes se han creado también ahora eventos como el enoFestival o el Festival de Música y Cultura del vino.

    Viendo el recorrido que tiene el mercado de bodegas y una necesidad no cubierta, Burman apostó hace un año por la hiperespecialización en este segmento ofreciendo a las bodegas servicios de marketing digital, diseño web, gestión de redes sociales, diseño gráfico, pero también enoturismo y organización de eventos. Su objetivo es integran el mundo físico de las bodegas con el digital. “Actualmente, una empresa que no genere experiencias en torno a ella y sus productos está evocada a ocupar un segundo o tercer puesto en la mente de los consumidores. Aportar nuevos formatos, poner en marcha iniciativas disruptivas e innovar a través de la integración de los medios digitales son algunos de los puntos clave para posicionar a las bodegas y llevar la experiencia del vino al siguiente nivel”, explica su fundador, para quien, además, el mundo de la comunicación va por la especialización por sectores. 

    Fuente: Emprendedores

    Link: http://www.emprendedores.es/