Viernes 03.12.2021
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Las penas por el delito de grooming

    A raíz del crecimiento de estos delitos, la penalización de los mismos también han aumentado.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    La Ley 27436 en su artículo 128, código penal, aumenta la pena de 3 a 6 años al que produjere, ofreciere, comerciare, publicare, facilitare, divulgare o distribuyere representaciones de un menor de 18 años dedicado a actividades sexuales. Aumenta también de 4 meses a 1 año a quien a sabiendas, las tuviera en su poder (este contenido pornográfico) y además aumenta las escalas penales a un tercio cuando la víctima fuere menor de 13 años.

    La discusión en Argentina sobre los dibujos simulados

    Dupuy afirmó en la charla desarrollada en la Legislatura de Mendoza que “hay dos tipos de pornografía, la pornografía infantil real, que es la representación de un niño real y se protege al niño vulnerado, pero también está la pornografía simulada que en Argentina recién comienza a investigarse si le damos una connotación delictiva, pese a que ya en muchos países lo es”.



    El hecho es que si bien en Argentina no es delito esta pornografía, para la especialista esto es materia de discusión porque es un material que puede utilizarse para la incitación al abuso. “ puede ser una persona que aparezca como si fuera un menor (en una filmación o foto) o imágenes realistas que no implican la participación de un niño real, pueden ser imágenes alteradas, pueden ser imágenes creadas a través de medios informáticos puede ser las imágenes de gentai o hentai (es una palabra japonesa que significa pervertido o perversión) esto podría ser delito”.

    “Ustedes me dirán, pero acá no hay un delito real. Sin embargo el protocolo de Budapest dice que no hay una afectación pero los pedófilos lo utilizan este material para convencer a los chicos de carne y hueso diciéndoles que estas conductas son comunes y naturales. Entre los argumentos les dicen: “cómo no lo vas a hacer si está en dibujitos animados. Si está publicado en el dibujito cómo vos como menor no lo podés hacer”. De esta manera es como alientan al menor a hacerlo. Es un tema sobre el cual todavía nos debemos un debate para evaluar este tema del diagnóstico de este tema”.

    Las cuatro etapas hacia el Grooming

    Los niños si no es detectado el caso a tiempo, pueden ser víctimas de grooming a lo largo de muchos años, incluso pueden llegar a la vida adulta.

    A lo largo del estudio de esta problemática se ha podido determinar que existen cuatro etapas que pueden o no darse en su totalidad.

    1. Es el contacto en la que el mayor empieza a ejercer sobre el chico, comienza a “romper la vergüenza o hielo”. Generalmente el groomer es una persona encantadora, difícilmente podría decirse que es un pedófilo o un abusador. Y además sabe cómo “conquistar a los chicos”.
    2. El groomer logra confianza y comienza a obtener más información del menor de edad. “Dónde vive, a qué colegio va, quiénes son sus amigos, en qué horarios está solo en casa para poder contactarse sin interrupciones”.
    3. Pasada estas dos etapas el groomer ya le hace pedidos concretos al chico, fotos desnudos, le pide que traiga un amigo, cuando lo lleva les dice que se toquen, que se masturben y que esa información se la envíen. Esto ya es utilizado por el groomer para viralizar y comercializar en la web.
    4. Esta cuarta etapa no se da en todos los casos, pero sí es común. El groomer toma contacto físico con el joven.

    “Ser víctima del grooming no tienen nada que ver con que los chicos sean de clase social baja, todo lo contrario, dijo la fiscal,  las víctimas son quienes tienen posibilidades de tener dispositivos electrónicos personales, acceso a internet y tiempo en privado en sus casas para poder conectarse con este abusador”.