Jueves 18.10.2018
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Preocupación por la ley de matriculación de informáticos

    Lisandro Nieri, junto con el subsecretario de Comercio e Industria, Guillermo Cruz, recibieron a los empresarios del sector informático y a las universidades mendocinas, quienes expusieron su disconformidad con la ley que crea el Consejo de Profesionales en Ciencias Informáticas, que establece los requisitos para desempeñarse en la actividad.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    De acuerdo con lo establecido en la ley, ejercerán la profesión sólo quienes hayan obtenido títulos universitarios aprobados por el Ministerio de Educación de la Nación, relacionados con informática, sistemas o computación; y aquellos profesionales que hayan obtenido los títulos universitarios mencionados, expedidos por universidades extranjeras, revalidados por autoridad competente.

    En la reunión estuvieron presentes además del ministro Lisando Nieri, y del subsecretario de Comercio e Industria, Guillermo Cruz, representantes académicos de las Universidades de Mendoza y empresarios mendocinos del sector informático.

    El ministro Lisandro Nieri expresó al finalizar la reunión: “Llevamos un mensaje de tranquilidad, tanto a los empresarios como a los representantes académicos por la preocupación que suscite entre ellos ante la regulación en el sector, y lo que podría implicar en materia de crecimiento de nuevos empleos”.



    “Es un sector con una velocidad muy importante, en el que se puede trabajar desde cualquier lugar del mundo y afortunadamente Mendoza es elegida -además de los esfuerzos hechos desde el gobierno provincial como por ejemplo el Polo TIC-, por calidad de vida, cantidad de recurso humano y la valoración del programador local respecto a otras nacionalidades, entre otras cosas y no queremos impedir que el sector se siga desarrollando, creciendo y generando nuevos puestos de trabajo”, destacó Nieri.

    Guillermo Cruz indicó: “Escuchamos a todos los involucrados en el sector informático su preocupación por la ley de matriculación y lo que genera en el mercado dichas regulaciones, ya que crea obstáculos para el desarrollo y a la creación de empleo”.

    Los empresarios informáticos manifestaron su postura solicitando que no siga adelante esta ley porque perjudica al ecosistema de desarrollo de las empresas TIC y desalienta las inversiones de la provincia, según lo expresado por Francisco Bacheler, miembro del Polo TIC. También Pablo Perinetti, de Belatrix, resaltó que esta normativa no beneficia a ningún integrante del sector, ni a las empresas, ni a los trabajadores, ni a los clientes. Además, Mariano Soler destacó el aporte valioso de aquellos colegas que no tienen un título universitario o que aún están cursando las carreras afines.

    Desde el ámbito académico también se expresaron al respecto. Fernando Pinciroli, decano de la Facultad de Informática y Diseño de la Universidad Champagnat, sostuvo: “Venimos como parte del Polo TIC que integran la academia, el Gobierno y la industria. Esta ley pone en riesgo nuestra disciplina y es anacrónica de acuerdo a la realidad de hoy”.



    Cristina Párraga, de la Universidad de Mendoza, lamentó que “esta normativa atente contra los futuros empleos, es extemporánea”.

    Carlos Arsagarino, director de la carrera en Licenciatura en Computación de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Cuyo, dijo: “Como universidad pública, estamos preocupados, pensamos que no comprende la actualidad del sector donde hoy además de los especialistas propios de la informática necesitamos la colaboración de otros sectores y fundamentalmente gente con mucha creatividad y fuerte capacidad de innovación. El sector en su conjunto pertenece a la economía del conocimiento y es un actor importante en el cambio de la matriz productiva del Gobierno provincial y esta ley no es beneficiosa para el sector, al contrario. Por ese motivo, le pedimos al Gobierno que realice un análisis exhaustivo de la ley tal como está y que eventualmente consideren el veto”.