Lunes 17.12.2018
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    El Senado rechazó la legalización del aborto

    Luego de esta votación por 38 a 31 de los senadores se especula que el tratamiento de este tema siga durante el 2019; en plena campaña electoral 

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    Estuvimos en el Capital Federal, desde temprano comenzó el movimiento de periodistas, móviles y miles de personas que colmaban las calles que rodean el Congreso de la Nación.

    La previa a la votación: Un recinto desierto y la calle colmada 

    Las calles del Congreso de la Nación se cubrieron de miles de personas a favor y en contra del proyecto de legalización del aborto. Mientras, en el Congreso se daban exposiciones que no superaban los 18 senadores espectadores (de 71 legisladores). El resto, fijaba sus posiciones o negociaba a contrarreloj en busca de torcer el resultado.  
    Fuera del recinto, los manifestantes del lado verde cantaban y bailaban entre bombos pidiendo la posibilidad de abortar de forma legal, segura y gratuita. Muchos jóvenes se intercalaban también con los colores rojos de algunos partidos de izquierda y el novedoso naranja para pedir la separación Iglesia-Estado. Otro dato llamativo era la cantidad de botellas de vino tinto, quizás para preparar la celebración.


    Del lado celeste, llamaban la atención las oraciones y rezos de muchos de los presentes, además de las banderas argentinas contra la legalización usando el lema “Salvemos las dos vidas”. Eran una menor cantidad que del otro lado pero con una mayor presencia que en la votación de Diputados, y coreaban frases como: “No al aborto señor presidente, sí a la vida le dice la gente”.

    Palabras y cruces de los senadores mendocinos
    Julio Cobos fue el único senador mendocino que se expresó en contra del proyecto: “No podemos resignarnos y aceptar que interrumpir una vida es una solución. Llegar a este punto es aceptar que fracasamos en los pasos previos, en la educación sexual, en la prevención, en todas las acciones que obran sobre las causas de un embarazo no deseado”.
    Por otro lado, la también radical Pamela Verasay afirmó que “los que se oponen a la legalización del aborto son los mismos que se oponían a la educación sexual y al uso de anticonceptivos”. Lo llamativo de su intervención fue la discusión que se generó con la vicepresidente de la Nación y presidente del Senado, Gabriela Michetti, cuando se pasó del límite establecido de 16 minutos.


    Finalmente, Anabel Fernández Sagasti (Unidad Ciudadana) dijo: “Hoy decidimos si seguimos sosteniendo la hipocresía y hacer de cuenta que ciertas cosas no pasan. O si vamos a escuchar a esas miles de mujeres  y diseñar las políticas públicas necesarias”.
    Algo sorpresivo de Sagasti fue que habló del caso de la mujer que fue internada el martes en el hospital Lagomaggiore por causa de un aborto incompleto. Ese día desde el hospital dijeron que aún no se lo debía tratar como un aborto provocado pero la senadora lo usó con ese rótulo ante el país para justificar la ley.

    Sin duda fue un momento histórico para todos los argentinos donde se expresó la mayoria a favor de la vida. Es importante que más allá de algun detenido, el respeto fue un denominador común. La tarea sobre este gran tema continúa y seguramente es parte de la agenda pública para lo que resta del año y la campaña electoral que comienza en pocas horas.

    Enviado Especial Mauricio Manini para ALTAVOZ DIGITAL