Jueves 09.12.2021
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    ¿Se puede analizar el puré de tomate?

    El laboratorio de Ensayos Fisicoquímicos de INTI-Mendoza adquirió un nuevo equipo, refractómetro digital, una unidad que permitirá determinar sólidos solubles en tomate triturado.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    El nuevo aparato fue adquirido para el control de calidad del puré de tomate que se comercializa en todo el país a través de un convenio con la Cámara de la Fruta Industrializada de Mendoza (CAFIM). Entre ambas instituciones se desarrollan tareas en conjunto que permiten controlar los productos concentrados de tomate de las diferentes empresas. La cooperación tecnológica hizo posible este trabajo mancomunado y de asistencia tecnológica. 

    “Realizamos un convenio con CAFIM para poner en marcha un Plan de Monitoreo de Calidad de puré de tomate que nos permitió adquirir un refractómetro digital para realizar ensayos, como sólidos solubles que forma parte de un control completo de calidad de este producto y también índice de refracción, un ensayo muy requerido por la industria aceitera”, comentó la licenciada Analía Santi del INTI.

    No es la primera vez que la Cámara entrega un equipo al laboratorio, porque en el 2012 se compró un HPLC con detector de índice de refracción con el objetivo de determinar sacarosa y maltosa. Esta unidad permitió que se comenzaran a realizar en la provincia estos análisis, lo que evitó costos de envío y tiempo que generaba mandarlos al Centro INTI- Cereales y Oleaginosas ubicado en Buenos Aires.  

    Desde que comenzaron los trabajos en conjunto se han analizado alrededor de 500 muestras, lo que le ha permitido a la industria conservera obtener un producto óptimo que cumple con todas las especificaciones establecidas en el Código Alimentario Argentino. 
     
    ANTECEDENTES

    A través del Programa de Desempeño de Productos, en 2008 INTI realizó un muestreo en puré de tomate en diferentes puntos de venta del país. Así fueron analizadas un total de 19 marcas comerciales, observándose que solamente 4 cumplían con todas las exigencias establecidas en la normativa vigente.

    Los resultados obtenidos en este Programa llevaron a la industria a trabajar en conjunto con INTI firmando un convenio de cooperación tecnológica con la misión estratégica de proteger a los consumidores y sumar esfuerzos para propender a la mejora continua de este producto de consumo masivo.

    El desarrollo del convenio consistió en:
    - Un programa de monitoreo periódico del producto en los puntos de venta: análisis físico-químicos para determinar si los valores obtenidos cumplen con lo establecido en el artículo 946 del Código Alimentario Argentino (CAA).
    - Reuniones formales con el comité de coordinación.

    En todos éstos años de trabajo se observa una mejora importante en el recuento de mohos y en los valores de extracto seco libre de cloruro de sodio (ESL). Es notable que a partir del año 2012 la industria comienza a trabajar aplicando más control en la materia prima utilizada. Gracias a estos convenios se logró una importante mejora en el producto final. 

    El INTI busca concretar junto a las empresas acciones correctivas que garanticen la existencia de productos confiables y adecuados a las necesidades de los consumidores.
     
       
     
    Instituto nacional de innovación, soporte a la calidad y desarrollo tecnológico para la industria.
    Desde hace 60 años el INTI promueve el desarrollo en todo el país, mediante la innovación y la transferencia tecnológica directa a la industria.