Lunes 24.09.2018
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    ¿Comienzo del cine para todos?

    Proponen una aianza con municipios para proyectar películas en los cines municipales. Desde la sanción de la Ley de Cine en 1994 hasta la fecha, lo audiovisual y sus diferentes matices no han parado de crecer: cada año aumenta el número de producciones nacionales que llegan a la cartelera, y el porcentaje de espectadores se mantiene entre un 14 y un 20 por ciento de las entradas totales vendidas. 

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    Sin embargo, no hemos logrado desarrollar un circuito paralelo a las grandes cadenas de cine que cada vez abarcan más salas y concentran la exhibición, de esto se encarga el siguiente artículo.

    A los que vivimos en la Ciudad de Buenos aires y alrededores la salida el cine es habitual, y lo es porque también la oferta es mayor. Un shopping es un cine y no solemos estar a más 15 minutos de viaje, pero ¿qué pasa en el interior de la provincia y del país? El número de salas cae abruptamente por lo tanto el consumo es muchísimo inferior. Sumado a esto, las pocas salas que hay ofrecen un cine de nivel mainstream (los vengadores, Star wars) lo cual no está mal y se entiende en función de querer atraer a la mayor cantidad de gente, pero el cine argentino termina accediendo a muy pocas plazas .

    PROPUESTA: LA ALIANZA CON EL INTERIOR

    • La zona de AMBA Concentra la mitad de los espectadores, si le sumamos el total de la provincia de Buenos Aires, supera el 60 %.
    • Asoman Córdoba, Santa Fe y Mendoza que juntan cerca de un 20 % del total, pero lejos quedan de Buenos Aires.


    Haciendo un poco de historia, durante la década del 90 muchas localidades del interior tenían su propia sala de cine, pero con el VHS y la posibilidad de ver películas en casa muchas de estas salas se cerraron y comenzó la concentración en grandes cadenas y sobre todo en localidades de grandes urbes. Pasamos de 1200 salas a menos de 800 en esa década. Actualmente los cines han recuperado un poco ese número, pero dividiendo las salas grandes en otras más pequeñas. Actualmente tenemos:

    • 311  Salas de cine (963 pantallas.)
    • Casi el 50% de las salas de concentra en el Gran Buenos Aires.
    • 71 ESPACIOS INCAA.

    Con todo esto, debemos tener en cuenta que en distintas localidades del resto del país donde la población supera los 10.000 espectadores no hay posibilidad de acceder a un consumo cultural habitual.  Veamos el simple caso de Chascomus, una localidad a 100 km de la  Capital Federal que cuenta con 35.000 habitantes no posee cines. Entonces la gente debe hacer viajes largos para ver alguna película, disminuyendo las probabilidades de consumir cine argentino. Lo curioso es que esta localidad tiene su propio Festival de Cine y las proyecciones se hacen en teatros o edificios municipales/culturales.



    IMPLEMENTACIÓN

    ¿Qué pasaría si el INCAA hace una alianza con las municipios del interior para proyectar películas argentinas en los teatros municipales los fines de semana?  Volvamos al mismo ejemplo. Chascomús tiene 35.000 habitantes, tiene festival de cine pero no tiene un espacio que permita ver películas ni siquiera los fines de semana. Entonces  ¿Qué estamos esperando para cooptar ese mercado?

    • Que se ofrezca todo lo que rodea un buen espectáculo con una entrada  con un precio accesible entre $50 y $80 y con todo lo que suelen ofrecer las grandes cadenas con respecto al candybar  lo que permitiría tener buenos números para que la función sea autosustentable.
    • Las alianzas con espacios del interior permitirían una mayor difusión porque la municipalidad podría venderlo parte de su agenda cultural en espacios en donde los consumos culturales no son muchos.
    • Caso de Chascomus: Si solo el 2% de la población concurre por fin de semana. Se podrían acumular una suerte de 700 entradas.
    • Llevar un cine que sea identitario pero que también sea entretenido: Bruno Motoneta, Aterrados, Permitidos, No dormirás, Natacha  entre otros que no son los tanques argentinos, pero se encuentran en un buen nivel de crítica y recepción de público, estas películas podrían capitalizar un mayor número de espectadores en el interior.

    Por Catriel Mirabelli Agencia Nuevas Palabras, Buenos Aires Argentina - 13 Agosto 2018