Miércoles 23.01.2019
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Portezuelo del Viento podría generar cerca de 5000 puestos de trabajo

    La histórica obra tiene una inversión estimada de 712.4 millones de dólares y generará 884 GWh por año, además se espera que a través de ella se logren puestos de trabajos para los mendocinos.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    Desde 1950 se habla de esta obra. Los pioneros ya tenían en vista el manejo de este recurso vital en el mediano y largo plazo, lo que sin dudas potenciaría su desarrollo sustentable. Portezuelo del Viento y Los Blancos son dos de las obras cruciales, deseadas y urgentes para incrementar la generación de energía cubriendo el déficit actual de la provincia e incorporar su producido al sistema interconectado nacional.

    Si bien se trata de obras de alcance nacional, dirigidas a promover un incremento en el total del sistema, implican la construcción en la provincia de  represas con los beneficios que las mismas generan. En este caso, la posibilidad de trasvasar el cupo de Mendoza del Rio Grande al Rio Atuel con la generación de nuevas áreas bajo riego en el sur provincial, regulación de los ríos incrementando la garantía de riego; asegurando el recurso para uso poblacional e industrial y el aumento de la actividad turística. En una zona desértica como Mendoza, la construcción de este emprendimiento permitirá incrementar la superficie cultivable de San Rafael, de General Alvear y de Malargüe.


    carpinteria de obra


    De los ríos andinos de la cuenca del Colorado, el Rio Grande es el más caudaloso; por eso, contenerlo permitirá tener cinco veces la capacidad actual del dique Potrerillos. Quienes estudiaron meticulosamente a este río –como Manuel Olascoaga, los ingenieros Lange, Velazco, Carlos Wauteres y Gaiazzi, sumados a los especialistas que volcaron sus números en los informes del Servicio Meteorológico Nacional, Harza Argentina, la Dirección de Hidráulica de Mendoza; CoTIRC e INCYTH- dejaron un precedente inestimable con datos geológicos, topográficos e hidrológicos que permitieron dar pie a la idea de contener al caudaloso río que hace un ventajoso recorrido entre valles de gran altura y que está rodeado de altas cumbres. Ideal para la construcción de represas. Fue el ingeniero Ivanisevich quien en la década del 40 realizó un anteproyecto de un dique en Bardas Blancas y las consultoras Italconsult-Sofrelec, tras un pedido de Mendoza, vislumbraron que un dique en esta zona generaría una cantidad de energía solo comparable con El Chocón.

    El interés por esta obra resurgió en la década de los 70 donde los estudios de prefactibilidad fueron desarrollándose como proyectos destinados a satisfacer demandas muchos más puntuales como el riego, por ejemplo. Fue en ese tiempo que se realizaron seis conferencias de los Gobernadores del Río Colorado (Mendoza, Río Negro, La Pampa, Buenos Aires y Neuquén) que permitieron la firma de un acuerdo- en la sexta edición, el 26 de octubre de 1976- donde se aprobó el programa único de habilitación de áreas de riego y distribución de caudales del Río Colorado, elaborado por la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación y las citadas provincias (Ley Nacional 21611)En el artículo cinco del Acuerdo de la citada VI Conferencia de Gobernadores, se estableció la creación del Comité interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO) y en un convenio de la provincia de Mendoza con Agua y Energía, ya se hablaba de los proyectos de trasvase y regulación de los caudales del Grande al Atuel.  

    Agua y Energía impulsó, en 1989, un complejo de cinco embalses, con lo cual se produciría mucha más electricidad con menores costos; pero finalmente, en 1993, el gobierno mendocino sancionó la ley provincial N° 6.064, que declaraba la obra Portezuelo del Viento de interés provincial. De todos los lugares propuestos, el lugar elegido para la construcción de la presa es la zona conocida como Cajón Grande - en la zona del paso El Pehuenche- lugar que puede observarse desde la Ruta 145.

    En el 2006, Portezuelo del Viento volvió a ocupar las principales planas del país; merced a una propuesta del Gobernador Julio Cobos al presidente Néstor Kirchner: un convenio de compensación entre la demanda iniciada a la Nación por los  perjuicios causados por la promoción industrial (de mil millones de pesos aproximadamente, nacida en 1998) por la obra citada. El 29 de agosto de ese año, gobernador y presidente firmaron el convenio por el que la Nación se comprometió a hacerse cargo íntegramente de la presa y Mendoza debía desistir de cobrar la indemnización por los perjuicios que implicó la promoción industrial para las otras provincias de Cuyo y La Rioja. En mayo de 2007, la Legislatura aprobó el convenio que hoy está vigente (ley Provincial 7708).


    servicentro automovil


    Durante ocho años, tras la sanción de esa ley, no hubo más que dilaciones y postergaciones en el proyecto. La Nación no aportaba lo que había firmado en el acuerdo y la Provincia no hizo reclamo alguno cuando tenía toda la legitimidad para hacerlo. Ante los pedidos y reclamos de los legisladores nacionales –opositores en ese momento- ante los otros dos poderes del Estado; la respuesta oficialista era esquiva. Hubo trabajos de diseño de un proyecto ejecutivo (estudios de suelo y geosísmicos) a cargo de Inconas-Ingetec-Lande que quedaron con inciertos resultados. En enero de 2011, el Gobernador Jaque y la Presidente Kirchner anunciaron la licitación pero nunca vio la luz ese llamado.

    En virtud al conflicto por el Río Atuel, la provincia de La Pampa comenzó a oponerse a cada una de las propuestas de Mendoza que tuviera que ver con los ríos interjurisdiccionales y le bajó el pulgar a la construcción de Portezuelo del Viento.

    En marzo de 2016, el gobernador Alfredo Cornejo firmó un convenio con Ebisa (Emprendimientos Energéticos Binacionales Sociedad Anónima) para actualizar el proyecto definitivo de la obra, el cuál fue presentado en enero de 2017 a la Nación.

    El 23 de diciembre de 2016, durante la reunión del COIRCO, no hubo una decisión unánime respecto al aval para la construcción de la obra (solo La Pampa se opuso) y se abrió un proceso de mediación por 60 días dirigido por el Ministerio del Interior de la Nación que no tuvo resultados esperados. Para la misma fecha, en Mendoza se sancionó la Ley 8949, donde se ratifica el Decreto N° 1900/2016,  que refiere al convenio marco de Colaboración, entre el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, la Secretaría de Obras Públicas, la Subsecretaría de Recursos Hídricos y la Provincia de Mendoza, para la ejecución de la obra “Aprovechamiento Hídrico Multipropósito Portezuelo del Viento”.

    El Comité Interjurisdiccional del Rio Colorado (Coirco) resolvió, en abril de 2017, que será dicho comité el organismo responsable de determinar el manejo de los caudales que se acumulen, una vez construida la represa Portezuelo del Viento, en Malargüe. Además, se aprobó que fuera la citada institución la encargada de decidir cómo se irá llenando la presa, teniendo en cuenta la cuenca existente aguas abajo del futuro dique. En ambos casos, el voto pampeano fue negativo.


    aberturas de aluminio


    Los derechos de Mendoza a Portezuelo del Viento se encuentran consagrados en las leyes de fondo que se han citado aquí, en las asignaciones presupuestarias realizadas por el Poder Ejecutivo y la última palabra, ante el planteo realizado solo por La Pampa, la tuvo ayer el Presidente Macri quien laudó en el diferendo, según lo establecido en el artículo 27 del Estatuto del COIRCO a favor de la construcción de una obra de interés nacional debido a la difícil situación energética que atraviesa nuestro país. Esta obra permitirá generación de energía y la posibilidad de captación de casi otro Rio Atuel, algo que le corresponde a Mendoza desde 1976.