Miércoles 20.11.2019
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Expo Educativa: ¿Cómo acompañar a los hijos sin influir?

    Fue la clave de un taller para padres que dictó la UNCUYO. Especialistas destacaron la importancia de fomentar en los chicos la búsqueda autónoma de información.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    El momento de elegir una carrera universitaria genera mucha ansiedad para los jóvenes y también para los adultos que deben acompañar el proceso. Por ello dentro de las innovaciones del 2019, la Universidad sumó un taller para padres y orientadores vocacionales para reflexionar sobre cómo transitar ese momento. La iniciativa se repetirá este viernes 14 de junio, a las 10.35 en el aula de los espejos en la Nave Universidad.

    Ariel Lublinsky y Leonardo Dolengiewich psicólogos del equipo de orientación vocacional de la UNCUYO explicaron que al momento de la elección vocacional se plantea el desafío de acompañar sin invadir ni abandonar. Se trata de ofrecer herramientas para buscar información válida. En ese sentido los especialistas sugirieron ente otros espacios, el sitio www.uncuyo.edu.ar/estudios, dónde los jóvenes pueden encontrar todas las carreras que ofrece la Universidad.



    Pero esa orientación debe ser sin presionar porque los jóvenes por naturaleza tienden a oponerse y el querer forzarlos a ver una información puede generar el rechazo. “La idea es fomentar la búsqueda autónoma del chico acercándole o comentado sobre distintas herramientas” dijo Dolengiewich .

    En el encuentro también se trabajó la importancia de desmitificar la idea de que existe una vocación para toda la vida. “La vocación no es una luz que bajó del cielo sino que se construye a lo largo de la vida” expresó Lublinsky para advertir que entender esa lógica ayuda a sacar presión.  Además Dolengiewich planteó que “siempre se ha jugado con la diferencia entre hobby y vocación y hoy se puede hacer del Hobby una vocación  y viceversa”.

    La salida laboral es uno los parámetros que más miran los padres para aconsejar a los chicos y en ese punto se esbozan muchos mitos de carreras que tienen o no posibilidades. Por ello los psicólogos destacaron la importancia de hablar con profesionales de los campos de interés para desmitificar algunas concepciones erróneas. Dentro de las opciones digitales también propusieron buscar en www.youtube.com entrevistas a profesionales.

    Es importante que los padres comprendan que el mundo laboral cambió mucho y ya no se piensa en trabajos para toda la vida. Además dentro de cada carrera hay una amplia variedad de opciones laborales que pueden consultar padres y chicos para encontrar la elección que más se acerque a sus intereses.

    Asimismo existen opciones de carreras cortas, títulos intermedios  que luego se pueden complementar con otras formaciones. “hoy hay una oferta mucho más amplia de lo que había antes, por eso es tan importante la búsqueda de información” remarcó Lublinsky.

    Por otro lado hay jóvenes que plantean a sus padres “tomarse un año sabático”. Sobre esa realidad Dolengiewich manifestó que desde su perspectiva es importante que si se toma esa decisión en ese tiempo se aproveche con otras actividades que pueden incluso ayudar a clarificar la elección en el futuro. Desde otra mirada Lublinsky marcó que también puede ser una oportunidad para viajar o realizar una pausa para iniciar una etapa que luego no parará: estudiar y luego trabajar.



    Si bien el taller se dio en el contexto de la oferta de carreras también surgió la intriga sobre los  jóvenes que no quieren elegir un camino académico. Ante esa situación Dolengiewich explicó que “es totalmente valido y que por eso se habla de orientación laboral y ocupacional, donde  también se puede elegir una ocupación que permita ser feliz y permita ser sustentable”.

    Para cerrar los especialistas explicaron la importancia de entender que no hay respuestas  únicas. Y en este proceso es fundamental el acompañamiento de los padres pero sin presionar a los chicos. Es  “hacerlo sentir abrazados sin sentir la mano arriba del hombro” concluyó Dolengiewich.