Lunes 18.11.2019
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Compost de abono natural

    El programa de promoción e investigación del Ministerio de Economía te acerca información para preparar un compost de abono natural muy rico en nutrientes, en tu propia casa. Es muy fácil y puede intervenir toda la familia. De esta forma contribuís a reducir la basura y apoyás los procesos de reciclaje, dos factores importantes para mejorar la calidad ambiental del planeta.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    ¿Sabías que el compostaje es un proceso de transformación de la materia orgánica para obtener compost, un abono natural para plantas y cultivos? Esta transformación se puede realizar en casa y se obtendrá una tierra de excelente calidad, muy rica en nutrientes, que ayudará al éxito de la siembra de las plantas del hogar, sea las de jardín o las que se cultivan en macetas.

    Así se ahorra en la compra de fertilizantes químicos y sobre todo, lo más importante, se reduce la cantidad de basura que llega los vertederos y se contribuye con el reciclaje.

    Se debe utilizar una compostera, esto es un recipiente de alambre tejido, una maceta grande de cemento con drenaje, caja de madera, base de tablones de obra o jardinera que ya no use. En síntesis, cualquier recipiente servirá siempre y cuando no esté en contacto directo con el suelo.



    Dentro de ella se genera un ecosistema donde habitan muchos insectos y microorganismos (organismos pequeños como bacterias) que ayudan a transformar los desechos orgánicos en tierra. Tener en cuenta que la compostera sirve para retener la mezcla y mantenerla aireada y húmeda, protegiéndola de perros, gatos o roedores.

    Para que la preparación salga bien, agregar los desechos orgánicos -restos de frutas y verduras, cáscaras de huevos, saquitos de té, yerba, toallitas de papel, diarios- y las hojas (los dos elementos principales del compost) en proporciones similares.

    La mezcla no debe estar ni muy húmeda ni muy seca. Si sobra agua, mezclar o agregar hojas. Si falta agua, regar. El agua es muy importante para mantener la vida de aquellos que nos ayudan a compostar.

    La aireación se consigue removiendo la mezcla una vez por semana. Recordar que el oxígeno es muy importante para que el ecosistema pueda respirar bien.

    Dependiendo de diferentes factores: humedad, materiales añadidos, el compost estará listo en un período que va de 3 a 12 meses. Se identifica a un compost maduro porque el color es café oscuro, sin olor fuerte (huele a bosque), no hay gusanos y en la pila no se identifica ningún resto de material, es todo similar.