Jueves 09.04.2020
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Recomendaciones alimentarias

    Salud brinda una serie de consejos para evitar enfermedades derivadas del incorrecto manejo de la comida, así como para alimentarse de forma sana y liviana por el intenso calor.

     
    foto mejorconsalud.com
    COMPARTÍ ESTA NOTA

    Se acercan los festejos por el fin de año, donde celebramos diversos encuentros con familiares y amigos. Es muy importante a la hora de comer, incluir el consumo de verduras, frutas, agua, elegir porciones pequeñas y/o individuales y en el caso de optar por bebidas azucaradas y alimentos con elevado contenido de grasas, azúcar y sal, sea de forma muy moderada.

    Además es fundamental tomar algunas medidas para el correcto manejo y traslado de alimentos con el fin de evitar enfermedades transmitidas por los mismos.

    En primer lugar es importante que la alimentación durante estos festejos sea saludable, evitando el consumo de comidas de alto valor calórico y el exceso en el consumo de alcohol.

    Algunas recomendaciones para lograr una alimentación saludable son:

    • Incluir el consumo de al menos medio plato de verduras y de dos o tres frutas.
    • Lavar las frutas y verduras con agua potable.
    • Elegir frutas y verduras de estación que son más accesibles y de mejor calidad.
    • Reducir el uso de sal y el consumo de alimentos con alto contenido de sodio, limitar el agregado en las comidas y evitar el salero en la mesa.
    • Limitar el consumo de bebidas azucaradas y de alimentos con elevado contenido de grasas, azúcar y sal. Tomar agua en forma permanente.
    • Limitar el consumo de golosinas, amasados de pastelería y productos de copetín (como palitos salados, papas fritas de paquete, etc.).
    • Al consumir carnes quitar la grasa visible, aumentar el consumo de pescado e incluir huevo. Tener en cuenta que la porción diaria de carne recomendada tiene que ocupar un cuarto del plato.
    • Cocinar las carnes hasta que no queden partes rojas o rosadas en su interior para prevenir las enfermedades transmitidas por alimentos.
    • Elegir porciones pequeñas y/o individuales en el caso de optar por bebidas azucaradas y alimentos con elevado contenido de grasas, azúcar y sal. El consumo en exceso de estos predispone a la obesidad, hipertensión, diabetes y enfermedades cardiovasculares, entre otras.
    • El consumo de bebidas alcohólicas debe ser responsable. Los niños, adolescentes y mujeres embarazadas no deben consumirlas. Evitar su consumo siempre al conducir.
    • Otra recomendación importante es buscar una alimentación segura para evitar  la aparición de enfermedades transmitidas por alimentos, cuyo riesgo suele incrementarse durante toda la temporada de calor y, especialmente, en los días de reunión, en los que la manipulación y traslado de comida se realiza con mayor frecuencia que lo habitual.

    Otras recomendaciones:

    • No descongelar a temperatura ambiente ni con mucha anticipación los alimentos a cocinar. Realizar el descongelamiento en la heladera.
    • No volver a congelar un alimento que ya fue descongelado, a menos que se lo cocine antes de colocarlo nuevamente en el freezer.
    • Mantener los alimentos refrigerados hasta el momento de servirlos, especialmente aquellos a base de cremas o mayonesas. Preferí la mayonesa comercial a la casera.
    • Evitar que los alimentos permanezcan a temperatura ambiente por más de una hora y sin cubrir, sobre todo en días de mucho calor.
    • Si se trasladan alimentos de un domicilio a otro, asegurarse  que estén bien refrigerados (en recipientes térmicos) y a resguardo del sol. Si el traslado se realiza en un vehículo, ubicar los alimentos en la zona más protegida del calor (lejos de las ventanas o del motor).
    • Si se solicita al supermercado un envío a domicilio, es importante recordar que en estos días habrá mayor afluencia de público, con lo cual la entrega podría demorarse. Por ese motivo, es conveniente llevar los alimentos perecederos a casa personalmente; de no ser posible, asegurarse que no hayan permanecido más de dos horas a temperatura ambiente.
    • Evitar las contaminaciones cruzadas. En la heladera, mantener con tapa los alimentos que se consumen fríos (como las ensaladas) y separados de los demás. Igualmente con respecto a los cocidos y los crudos, que son fuente de intoxicación inadvertida en niños que toman contacto con ellos.
    • No preparar alimentos con demasiada anticipación.