Domingo 28.11.2021
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Una mendocina en la liberación de cóndores rescatados en la montaña.

    Sucedió en Tafí del Valle, Tucumán, en el equipo de rescate participó una veterinaria mendocina egresada de la Universidad J. A. Maza. La información fue conocida por la Secretaría de Estado de Desarrollo Productivo de esa provincia. Mirá el video. 

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    Se rescataron seis Cóndores con posibles síntomas de intoxicación en diferentes puntos de esta localidad de Tucumán. Los ejemplares fueron asistidos y rehabilitados por la Veterinaria local Marisol Chirino, quien llevó a cabo un destacable trabajo diario (con la colaboración de todos los actores involucrados) en las instalaciones acondicionadas por la DFFSyS. 

    Los cóndores fueron liberados en el Centro Ceremonial “El Alto” (territorio de la Comunidad Indígena de Tafí del Valle), mientras que otro ya había sido liberado debido a su rápida recuperación y comportamiento agresivo por escapar.

    En el momento de la liberación estuvieron presentes, entre otros, los referentes de la provincia en la Reserva Experimental de Horco Molle, contribuyendo con los aspectos técnicos del manejo y traslado de los ejemplares, la colocación de un chip intramuscular para el posterior monitoreo de las aves y la verificación del estado sanitario de los animales.

    Por otro lado, en conjunto con la Policía y otras instituciones, aún continúa la investigación de los hechos ocurridos. Para ello se extrajeron diversas muestras de los ejemplares, con las que se intenta determinar el motivo de su estado sanitario. Parte del material está siendo procesado en la Fundación Miguel Lillo, mientras que el restante será enviado a la provincia de Buenos Aires.

    Todas las acciones se realizaron de manera sumamente articulada entre la DFFSyS, la Comunidad Indígena, la veterinaria local, la Reserva Experimental de Horco Molle, Bomberos, Defensa Civil, Policía de Tucumán, División de Delitos Rurales y Ambientales, el Proyecto de Conservación del Cóndor Andino (PCCA), Fundación Miguel Lillo, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Dirección de Recursos Hídricos, productores y vecinos de la zona. Cabe destacar que todos los involucrados actuaron siguiendo la línea de compromiso social que exige el DNU dictado por el Gobierno Nacional.

    Desde el área del Gobierno de Tucumán expresaron que resulta fundamental el trabajo y esfuerzo conjunto de todos los habitantes para la conservación de la biodiversidad: “Agradecemos a todos los actores que formaron parte, y seguiremos trabajando para que la sociedad tome conciencia sobre el valor intrínseco y aplicado que tiene la biodiversidad”, resaltó el equipo.

    La protección de la fauna silvestre se enmarca en la Ley Provincial N° 6.292. Para denuncias durante la vigencia de la cuarentena, comunicarse con Defensa Civil (línea gratuita 103). Una vez levantada la cuarentena, comunicarse con la División Fauna sito en Córdoba 1039 (San Miguel de Tucumán) o llamar al (0381) 4218150 – int.118.

                                                                                                        Parte del equipo que realizó la exitosa liberación.

     Los referentes Marcos Pastrana y Santos Pastrana de la Comunidad Indígena de Tafí del Valle detallaron:

    “Para nuestra comunidad toda la biodiversidad, pero especialmente el Cóndor, es un símbolo de espiritualidad, sabiduría y coraje. Simboliza la unión de toda nuestra sagrada “Abya Yala”, no América como la denomina el sistema. Es el símbolo de la unión de los pueblos, la armonía y la continuidad de la vida en toda su integridad.

    Durante los días transcurridos realizamos distintos tipos de ceremonias para los hermanos Cóndores, su despedida, recuperación, protección y posterior liberación. En la Ceremonia de Elevación para sepultar al hermano Cóndor fallecido, despedimos su espíritu para que se eleve nuestro pedido. Realizamos el desagravio de la colectividad humana, un mensaje a la ‘Pacha’, pidiendo perdón por este acto fallido y perverso.

    La Ceremonia de liberación fue en un lugar sagrado, con mucha energía, donde se encuentra “el morterito” en el que nuestros ancestros preparaban las hierbas para hacer su ceremonia. El mensaje es el pedido de protección para que puedan volver a su hábitat y, para eso, los sahumamos. Pero también pedimos para que se lleven todas las malas energías en su vuelo, que limpien el Valle. En este caso, al ser cuatro Cóndores, cada uno representa un elemento sagrado: el aire, la tierra, el agua y el fuego: nuestro pedido es que deje de contaminar tres de esos elementos, ya que el fuego es el único que no se logró contaminar.

    La Comunidad tiene un mensaje claro que quiere transmitir: ‘Pongamos la cabeza en su lugar, el espíritu en donde debe estar y el intelecto al servicio de la preservación de la vida’”.

    Fuente: Dirección de Flora, Fauna Silvestre y Suelos de la Secretaría de Estado de Desarrollo Productivo-Gobierno de Tucumán