Lunes 25.05.2020
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Operativo La Garrafa en tu Barrio durante la cuarentena

    Casi 10 mil garrafas a bajo precio se vendieron desde que se retomó el operativo en los departamentos.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    La Subsecretaría de Desarrollo Social dio a conocer un primer balance del programa La Garrafa en tu Barrio, que ofrece gas envasado a precio accesible en los distritos más alejados de la provincia.

    Desde el 4 de mayo y hasta el jueves 14, el programa visitó 11 departamentos para acercar la garrafa subsidiada a zonas vulnerables y garantizar el acceso a este bien de quienes no tienen gas de red.

    El número de garrafas vendidas alcanzó a 9.840 en 11 departamentos. San Rafael, con 2.426, y Guaymallén, con 2.142, fueron los departamentos donde más envases se vendieron. Luján, San Martín y Maipú se ubicaron detrás con más de mil unidades. Además, el programa llegó a Lavalle, Tunuyán, San Carlos, Rivadavia, Tupungato y Godoy Cruz.

    A través del programa La Garrafa en tu Barrio se subsidia el precio de la garrafa de 10 kilogramos, por lo que el vecino puede acceder a ella a $200. Con esto se busca aliviar el bolsillo de aquellos que no cuentan con gas natural en red.

    Hay que recordar que por, estar en una situación de pandemia, se determinó que los beneficiarios deben cumplir un protocolo y las siguientes medidas de prevención:

    • Reducir el contacto entre personas.
    • El público debe tener cubreboca, evitar llevarse las manos a la cara, mantener la distancia (1,5 metros, como mínimo, entre personas), estornudar o toser en pliegue del codo.
    • Solo deberá concurrir un beneficiario por recarga de garrafas y sin la compañía de niños.

    Para beneficiarios mayores a 65 años, embarazadas, quienes están dentro de los grupos de riesgo, quienes tengan afecciones crónicas (enfermedad cardiovascular, diabetes y enfermedades respiratorias crónicas entre otras), se especifica que no deben estar presentes. Se solicita, en la medida de lo posible, que se delegue la realización del retiro de recarga de garrafas a personas de confianza o del entorno familiar que no integren grupos de riesgo. Con esto se busca resguardar la salud y evitar contagios sin dejar de acercar la garrafa subsidiada a zonas vulnerables.