Lunes 13.07.2020
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Delivery para fomentar la lectura de libros

    La Biblioteca Pública Municipal Manuel A. Sáez recurrió a este servicio para mantenerse conectada con la gente durante la cuarentena. Este 15 de junio se celebra el Día Nacional del Libro.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    Ingresar a una biblioteca es hacerlo a un universo de aventuras, leyendas, cuentos, novelas e historias. Las experiencias que se pueden vivir en ella son innumerables, tanto como cada uno de esos libros que esperan por sus lectores en las distintas estanterías.

    La Biblioteca Pública Municipal Manuel A. Sáez, en Las Heras, es uno de esos espacios que nos introducen en el maravilloso mundo de la lectura, con libros de más de un siglo de vida y hasta de ediciones actuales. Y son ellos los protagonistas de esta historia, al celebrarse el 15 de junio el Día del Libro en Argentina, a raíz de que ese día de 1908 el Consejo Nacional de Mujeres hizo entrega de los premios y menciones de un concurso literario que había organizado en el marco de lo que entonces era la Fiesta del Libro.

    En tiempos de pandemia y aislamiento social, esta biblioteca también debió adaptarse a los cambios y a las nuevas normas de convivencia. Sus puertas están abiertas, “pero no permitimos que ingrese más de una persona por vez, y el que entra tiene que elegir el libro y salir, no se puede quedar”, advierte Alexis Rodríguez, el encargado de la biblioteca municipal.

    El delivery fue otro recurso para que la educación y la cultura sigan cerca de los vecinos de Las Heras. “Nos llaman por teléfono y nosotros le acercamos los libros a su casa, sobre todo a los mayores que no han podido salir. Además, como han estado mucho tiempo en sus casas, han recurrido a la lectura para entretenerse”, destaca sobre este proyecto que elaboraron junto a Graciela Gelabert, la coordinadora de Educación del departamento. El teléfono al que pueden llamar para pedir libros es el 4302322.

    “La idea es no desconectarnos de los vecinos, ya que muchos han seguido trabajando o estudiando desde la casa, entonces les acercamos los libros que nos piden”, explica Alexis sobre este servicio que le brindan a los socios (pagan una cuota de $30 mensuales) o a todos aquellos que estén interesados en leer un libro. “Si no son socios igual les prestamos los libros, y aprovechamos para invitarlos a que se asocien”, agrega.

    Alexis Rodríguez observa una de las joyas que atesoran en la Biblioteca Manuel A. Sáez.

    Pero así como la cuarentena les permitió desarrollar lo del delivery, hubo otros proyectos que se vieron frenados, como el que están llevando a cabo con la UNCuyo, que consiste en permitir que los jóvenes de Las Heras o de la zona que estén cursando o por ingresar a esa Casa de Estudios puedan asistir a la biblioteca a estudiar, hacer sus tareas o usar la conectividad a internet. Si bien se puso en marcha, Alexis reconoce que la concurrencia de estudiantes se vio muy reducida desde que comenzó el aislamiento.

    En el 2021 el departamento de Las Heras cumplirá 150 años de vida, y desde esta biblioteca están pensando en una serie de actividades culturales para sumarse a los festejos, entre las que están los talleres de libros, noches de cuentos o tardes de video cine, todo en conjunto con las celebraciones del municipio.

    De todos los libros que se pueden observar en la Biblioteca Manuel A. Sáez sobresalen los que están cuidadosamente guardados en armarios vidriados y bajo llave. Ahí están las joyas, esos ejemplares de páginas amarronadas y ajadas por el paso del tiempo. “Son libros históricos de todo tipo, pero fundamentalmente los sanmartinianos. También tenemos de literatura y matemáticas, que son muy significativos para la época y por eso están resguardados en las repisas cerradas”, detalla Alexis Rodríguez mientras cuidadosamente toma uno con sus manos y lo muestra. “Este es de 1862”, dice observando el año de impresión en sus primeras páginas.

    “Estamos en un proceso de inventariado, así que en un tiempo tendremos el detalle de todas estas joyas”, comenta.

    Para un bibliotecario, el Día del Libro tiene un significado especial por el lugar que éstos ocupan en su vida: “El libro es un mundo, transmite cultura, educación, información, genera paz y busca la espiritualidad interior. Un libro moviliza interiormente cosas que uno a lo largo de la vida va aplicando y asimilando. Leer es gratificante para el alma y el libro es parte de eso”, considera Rodríguez.

    Esa paz de la que habla Alexis es la que se percibe en este lugar, donde cada libro lleva a su lector a un mundo inimaginado.