Lunes 29.11.2021
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    MAIPÚ avanza en su plan de forestación

    En el último año se han plantado 4043 ejemplares, la meta es alcanzar los 8 mil en diciembre. El plan se lleva a cabo en espacios verdes, rutas de acceso, calles, plazas, parques y clubes. Las especies elegidas en su mayoría son plantas adaptadas al bajo requerimiento de agua.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    En el último año se han plantado 4043 ejemplares, la meta es alcanzar los 8 mil en diciembre. El plan se lleva a cabo en espacios verdes, rutas de acceso, calles, plazas, parques y clubes. Las especies elegidas en su mayoría son plantas adaptadas al bajo requerimiento de agua.

    Con la incorporación de 350 forestales en el paseo de la emblemática calle de la Variante (Hipólito Yrigoyen) de Luzuriaga, continúa  el Plan de Forestación de Maipú.
     
    Teniendo en cuenta que el árbol es propio a la identidad de Mendoza y es un componente vital del entorno, la municipalidad de Maipú lleva adelante acciones que abarcan a todo el territorio departamental. También incluyen un plan de concientización para los vecinos sobre el cuidado del árbol.
     
    El intendente Matías Stevanato afirmó que la “política ambiental” que está llevando adelante busca, además del embellecimiento del paisaje, “proteger la biodiversidad, reducir la contaminación y crear diversidad vegetal”, entre otras ventajas. 
     
    El plan de acción incluye sumar árboles en espacios verdes que comprenden plazas, parques, boulevard, paseos y también vías de comunicación terrestre como rutas, rotondas, calles, avenidas y caminos rurales. 
     
     
    Esta política ambiental aborda la salud, el entretenimiento y la convivencia entre vecinos, ya que integra espacios públicos compartidos. El proyecto también contempla la comunicación y una campaña de concientización para recuperar la identidad del cuidado del árbol. 
     
    Ventajas del plan de forestación
     
    Esta política ambiental para el cuidado del medio ambiente, tiene como objetivos proteger la biodiversidad, reducir la contaminación del aire, combatir el efecto invernadero, crear diversidad vegetal, mejorar la salud física y psicológica, una correcta gestión de escorrentías pluviales, reducción de la contaminación acústica, protección de la radiación solar y altas temperaturas, y control del viento, además del embellecimiento del paisaje.
     
    Las especies elegidas son en su mayoría de bajos requerimientos hídricos y algunas ornamentales para la mejora del paisajismo urbano. 
     
    Especies forestales utilizadas
     
    Se destacan las siguientes especies de bajo requerimiento hídrico: acacia, algarrobo, cina cina,  aguaribay, chañar sin espinas y eucaliptus cinerea.
     
     
     
     
     
     
     
     
    .