Viernes 14.06.2024
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    UNA PAUSA PARA LEER: EL PINO

    Creció tanto que cada mañana al despertar el sol, le hacía cosquillas...

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    Creció tanto que cada mañana al despertar el sol, le hacía cosquillas a la luna para que se fuera a dormir feliz.

    Ya no veía qué pasaba en la profundidad.

    Sus ojos no alcanzaban a ver todos los caminos que su raíz había recorrido. Sentía subir el fuego que le daba vida por su cuerpo rugoso, se distribuía por los brazos extendidos.

    Prestos a recibir la caricia de la brisa o el zamarrón del zonda.

    Ya no era el pequeño y almidonado pino que plantaran cuando nació el primer hijo.

    El pequeño aún no comenzaba su pubertad; Él ya había superado los bordes de las nubes. 

     

    Miriam Barbera