Martes 27.02.2024
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    UNA PAUSA PARA LEER - Amor de niño

    Sin saber muy bien qué era estar enamorado

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    Amor de niño

    (Amor puro e inocente)

                                          Sin saber muy bien qué era estar enamorado, yo creí estarlo de mi maestra de primer grado. Mi enamoramiento tuvo su punto máximo cuando sentí su perfume, estando en sus brazos, después de un golpe que recibí jugando con mis compañeritos en el recreo largo de las diez. Pero ésa, mi primera experiencia sentimental no fue buena y terminó cuando vi a la seño que despedía a su novio con un beso, en la puerta de la escuela.

                                                    Con Sarita, mi compañerita de tercero, fue distinto; ella se sentaba a mi lado, en el segundo banco, pegado a la ventana. Yo miraba deslumbrado sus achinados ojos verdes, sus largas trenzas negras y su bello rostro salpicado con algunas pecas. Su voz era el susurro de una bella canción que titilaba dulcemente en mis oídos. Yo la amaba…la amaba en silencio.

                                                 Para llamar su atención, se me ocurrió en un recreo, hacer una imitación de un cantante de rock, usando una escoba como guitarra, pero el resultado no fue bueno; el ridículo de mi actuación, fue en consonancia a su indiferencia. Pero un día, la seño me pidió que recogiera las tareas de mis compañeritos y cuando estuve frente a Sarita me decidí y le pregunté muy tímidamente, casi como un susurro, si quería ser mi novia; no dudó ni un instante y me contestó que sí.

                                                        Sentí un calor extraño que subía por mi cuerpo y quemaba mis mejillas, estaba paralizado sin saber qué hacer; mis manos temblaban y de pronto las hojas con los trabajos de los chicos fueron cayendo una a una al piso del aula que lentamente quedó alfombrado de blanco.

     

    del libro "Mis silencios en palabras"