Martes 27.02.2024
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Cómo extremar los cuidados para evitar un golpe de calor

    Beber abundante agua, usar ropa suelta y permanecer en lugares frescos son algunas de las medidas a realizar para no sufrir una descompensación. Los adultos mayores y los más chicos son los más vulnerables al calor.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    Debido a las altas temperaturas que se están registrando y que se extenderán toda la semana, el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes brinda recomendaciones a la población para evitar el golpe de calor.

    ¿Cuáles son los síntomas y qué hacer cuando esto ocurre?

    El agotamiento y golpe de calor son trastornos ocasionados por el aumento de la temperatura del cuerpo como consecuencia de la exposición prolongada a altas temperaturas y humedad o el esfuerzo físico intenso en altas temperaturas.

    En estas situaciones, el cuerpo tiene dificultades para regular su temperatura.

    El golpe de calor es una forma grave de lesión por calor y la temperatura del cuerpo alcanza los 40° C o más.

    Entre las medidas a tener en cuenta, se aconseja beber abundante agua durante todo el día, evitar el ejercicio físico al aire libre en horas de sol intenso y permanecer en lugares frescos.

    También es importante evitar el consumo de bebidas alcohólicas o muy dulces y las infusiones calientes; usar ropa suelta, de materiales livianos y colores claros y protegerse del sol poniéndose un sombrero.

    Las personas mayores de 65 años y los niños y quienes padecen enfermedades crónicas, respiratorias o cardíacas, hipertensión arterial, diabetes y obesidad deberán extremar más los cuidados.

    Recomendaciones para los grupos de riesgo

    Para lactantes y niños pequeños

    • Dar el pecho a los lactantes con más frecuencia.
    • Hacer que beban agua fresca y segura.
    • Trasladarse a lugares frescos y ventilados.
    • Ducharse o mojarse el cuerpo con agua fresca.

    Adultos mayores y personas con enfermedades crónicas

    • Tomar abundante líquido, en especial agua, al menos 2 litros diarios y con frecuencia, aunque no se sienta sed.
    • Evitar salir a la calle en las horas más calurosas del día.
    • Cubrir la cabeza con sombrero o gorra y vestirse con ropa ligera, de colores claros.
    • Usar anteojos para protegerse del sol.

    Para los jóvenes y adolescentes

    • No consumir bebidas con alcohol ya que aumentan la temperatura corporal y las pérdidas de líquido. No es conveniente tomar cerveza para aliviar la sed y el calor.
    • Evitar los esfuerzos físicos o actividades deportivas exigentes.
    • Sentarse y descansar cuando sientan mareos o fatiga.
    • Recordar las recomendaciones generales sobre la hidratación, alimentación y refrescar el cuerpo.

    Recomendaciones generales

    –En caso de tener que salir a la calle, caminar en lo posible por la sombra.

    –Darse un baño diario, preferentemente en forma de ducha o bien refrescarse con paños húmedos.

    –Es importante una buena nutrición: aumentar el consumo de frutas y verduras frescas, por lo menos cinco entre ambas por día.

    –Comer las cuatro comidas, no saltearse ninguna.

    –Evitar el alcohol, las bebidas con cafeína y las comidas calientes.

    –Dentro de la casa, quedarse en la sala más fresca.

    –En caso de no sentirse bien por el calor, pedir ayuda. Y si además aparecen síntomas como dolor de cabeza, dolor abdominal, náuseas, vómitos o mareos, consultar con urgencia al médico

    –En caso de vivir solo, tratar de mantenerse en contacto con alguien cercano.

    Agotamiento por calor y golpe de calor en niños/as y jóvenes

    ¿Cuáles son los síntomas?

    Es importante estar alerta a los síntomas y se debe consultar al médico y tomar conductas activas.

    El agotamiento por calor es un estadio previo al golpe de calor hay que reconocerlo para prevenir una situación más grave:

    Sudoración excesiva

    En los bebés puede verse la piel muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal (sudamina)

    Piel pálida y fresca

    Sensación de calor sofocante

    Sed intensa y sequedad en la boca

    Calambres musculares

    Agotamiento, cansancio o debilidad

    Dolores de estómago, inapetencia, náuseas o vómitos

    Dolores de cabeza

    Irritabilidad (llanto inconsolable en los más pequeños)

    Mareos o desmayo

    Golpe de calor, situación muy grave

    • Temperatura del cuerpo 39°C – 40°C o mayor (medida en la axila)
    • Piel roja caliente y seca (se agota la transpiración)
    • Respiración y frecuencia cardiaca acelerada
    • Dolor palpitante de cabeza
    • Alteración del estado mental y del comportamiento como: vértigos, mareos desorientación, delirios, confusión o pérdida de conocimiento
    • Convulsiones

    ¿Cómo actuar si ocurre?

    ¿Qué hacer ante un niño con agotamiento por calor?

    Dar a los lactantes el pecho con más frecuencia.

    Trasladarlo a un lugar fresco y ventilado, si es posible con aire acondicionado.

    Desvestirlo (exponer el cuerpo al fresco).

    Ducharlo o mojar todo el cuerpo con agua fresca.

    Que este quieto y descanse.

    Consultar a su pediatra o a un centro de salud.

    ¿Qué hacer ante un golpe de calor? Cuadro muy grave

    Llamar inmediatamente a un servicio de emergencia o llevar a la persona, sin demora, hasta el centro de salud más cercano.

    Llevar al chico inmediatamente a un lugar fresco y ventilado, si es posible con aire acondicionado frío.

    Quitarle la ropa y enfriarlo rápidamente mojando con agua fría todo el cuerpo.

    Darle de beber agua, si está consciente.

    Qué no hacer

    • No administrar medicamentos antifebriles
    • No friccionar la piel con alcohol (porque causa intoxicación)

    ¿Cómo extremar los cuidados para evitar un golpe de calor?

    Beber abundante agua, usar ropa suelta y permanecer en lugares frescos son algunas de las medidas a realizar para no sufrir una descompensación. Los adultos mayores y los más chicos, son los más vulnerables al calor.