Jueves 30.05.2024
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Este jueves se conmemora el Día Internacional contra el Acoso Escolar

    Como cada 2 de mayo, la Dirección General de Escuelas brinda una guía de recomendaciones para la detección y el abordaje de esta problemática.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

     

    Este jueves 2 de mayo se conmemora el Día Internacional contra el Acoso Escolar, y la Dirección General de Escuelas (DGE), a través de la Dirección de Acompañamiento Escolar (DAE), facilita una guía de recomendaciones para su detección y abordaje.

    Muchos niños, niñas y adolescentes sufren bullying o acoso escolar en todo el mundo. Según estudios realizados por Unicef, Argentina es uno de los países con más casos en nuestra región. Conmemorar este día es una forma de visibilizar la problemática y generar conciencia sobre la importancia de fortalecer buenos tratos en la escuela.

    En ese sentido, y con el objetivo de poder proteger las infancias, desde la DAE se indica la importancia y la necesidad de conocer y diferenciar al acoso escolar de otras situaciones de vulnerabilidad.

    Acoso escolar se define como una conducta agresiva, intencional y prolongada en el tiempo de maltrato, rechazo social, intimidación psicológica y/o agresión física de uno o varios estudiante/s hacia otro/s que se convierte en blanco de sucesivos ataques, y que conforman hechos que se sostienen ante la presencia de testigos que no alertan activamente ese maltrato.

    Algunos signos de alarma pueden ayudar a detectar si algún niño, niña o adolescente se encuentra sufriendo acoso escolar:

    • Moretones, rasguños o marcas físicas recurrentes que no tienen explicación.

    • Miedo a ir a la escuela.

    • Ansiedad.

    • Pocos vínculos significativos o poco duraderos.

    • Empeora su rendimiento académico.

    • Quiere faltar a clases o pide irse antes del cierre de la jornada.

    • Busca estar cerca de los adultos.

    • No duerme bien.

    • Presenta frecuentes dolores de cabeza o molestias físicas.

    • Está agresivo o tiene arrebatos de ira.

    Para abordar esta problemática es necesario el trabajo conjunto de la escuela y la familia. Prevenir es la acción más eficaz, para lo cual resulta importante:

    • Explicar a los niños, niñas y adolescentes qué es el acoso para que pueda reconocerlo.

    • Fomentar el diálogo y la confianza entre los adultos referentes y las infancias. Hablar frecuentemente sobre las actividades de la jornada escolar dando importancia a los sentimientos y modos de vincularse.

    • Dar el ejemplo, mostrarle a los niños y niñas la importancia del trato amable y el respeto de las diferencias.

    En 2013, en Argentina se sancionó la Ley 26892 para generar el marco legal que regula los abordajes en ésta problemática, y en consonancia con la Convención de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, estos tienen derecho a vivir en un entorno escolar seguro y basado en el respeto. Por ello, en la DAE existe un trabajo sostenido para seguir generando estrategias preventivas y fortalecer la convivencia democrática en las escuelas.