Viernes 14.06.2024
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    Investigadores extranjeros trabajan en el Museo Juan Cornelio Moyano

    El investigador belga Roland Sookias visitó el Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas Juan Cornelio Moyano para trabajar con material fósil que alberga la institución, ubicada en el extremo Sur del lago del Parque General San Martín.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

     

    Roland B. Sookias es zoólogo evolutivo de vertebrados, con un extenso trabajo en filogenética y macroevolución de vertebrados y su anatomía. Sookias trabaja en el Laboratorio de Dinámica de Evolución y Diversidad, junto al profesor Valentín Fischer, de la Universidad de Lieja, Bélgica. Se especializa en el desarrollo de un proyecto para inferir la filogenia a partir de datos morfológicos 3D con la recopilación y procesamiento de escaneos de superficie.

    Al ser consultado por su trabajo, el especialista comentó: “Necesitamos coleccionar muchos datos 3D de los huesos de dinosaurios en este grupo que se llama Arcosauria, para entender la conexión entre la forma de los huesos y la filogenia, las relaciones entre los diferentes grupos. Analizo los datos con algunos métodos tecnológicos para  examinar las formas”.

    Logra llegar rápidamente a una reconstrucción de la figura en 3D. Para ello, utiliza tres cámaras ubicadas en diferentes ángulos más luz blanca. Cada cámara realiza varias tomas, lo que permite llegar a construir la figura en tres dimensiones.

    La ventaja es que la reconstrucción con 3D permite recopilar con agilidad y precisión muchos más datos en poco tiempo, específicamente la información de los huesos que tienen señal filogenética, es decir, la relación de parentesco entre especies. Para continuar la investigación, la imagen en 3D se transmite a una computadora y a partir de allí continúa la investigación.

    Con respecto a esto, agregó: “Con esa información podemos entender mejor las relaciones entre los grupos fósiles, porque no tenemos DNA por los grupos, y por eso necesitamos la morfología, pero es difícil con solo la morfología de entender las relaciones, la filogenia, y espero que con esta información podamos hacer lo más objetivos posible”.

    “Estoy en Argentina y hay muchos, dinosaurios y fósiles importantes en este país. Aquí tienen unos dinosaurios muy bien preservados, como Mentosasaurus y Aurosteon aquí. Y el Cuyosucus, que es un dinosaurio de forma muy interesante. El uso de tecnología en piezas arqueológicas, específicamente escaneos en 3D y reproducción en impresoras 3D para conservación y exhibición internacional, es un orgullo para esta institución”, señaló el investigador.

    Para finalizar, el zoólogo expresó: “Quiero agradecer a la gente del museo, que es muy solidaria, ayudan mucho, son muy amables, porque es difícil esta labor. Trabajamos con la colección, con los curadores también, que necesitan mover piezas y los fósiles con un extremo cuidado y han sido muy colaboradores”.

    Un museo con excelente material conservado para la investigación

    Guillermo Campos, responsable del Museo Juan Cornelio Moyano, se refirió a los investigadores que lo visitan y trabajan en nuestro patrimonio y subrayó: “Todo museo tiene tres pilares fundamentales, que es la conservación, la difusión y la investigación. Entonces, se abren todas las colecciones para que investigadores de otros países o provincias puedan venir a hacer sus estudios acá, de cualquier tipo de colección. Obviamente, necesitan cumplir con una serie de requisitos que están aprobados por la Dirección de Patrimonio. Pero, si cumplen con eso, el museo tiene las puertas abiertas para que cualquier investigador pueda venir, y después son todas publicaciones que se difunden a nivel internacional. Es decir, piezas de Mendoza que tienen una riqueza paleontológica única están en publicaciones de revistas de diversos países. Entonces, tiene muchísima importancia el abrir el espacio para que otros investigadores puedan proyectar sus trabajos”.

    Asimismo, contó: “Con respecto a este trabajo que está haciendo Roland Sookias, específicamente veíamos que está trabajando con una cámara en 3D. Las nuevas tecnologías permiten todo. Para nosotros es una novedad, pero es un placer que se pueda usar esa tecnología en piezas que merecen ser usadas. ¿Por qué? Porque, por ejemplo, lo que se está haciendo ahora son escaneos en tres dimensiones. Eso se convierte en una base de datos que después se procesa y la pieza final puede ser reproducida a través de una réplica completamente exacta en una impresora 3D”.

    “Antes se hacían estos calcos con yeso, pero básicamente que otra institución tenga una réplica de un material específico del museo es un orgullo para nosotros, porque estamos mostrando Mendoza al mundo. Somos extremadamente cuidadosos en la conservación y hay que reconocer que hemos tenido paleontólogos increíbles, casos de Carlos Rusconi, que ha recopilado material que es fuera de serie y lo que ha trabajado es increíble. Muchos investigadores vienen a ver solamente las colecciones de Rusconi de los años 40, por ejemplo. Tenemos que sentirnos muy orgullosos de que el patrimonio paleontológico de nuestra provincia se vea reflejado en el mundo”, acotó Campos.